Entrevista a Gotelé: “nos gustan mucho las aberraciones y somos clásicos también”

Para quien no os conozca aún y a riesgo de que sea una pregunta recurrente, ¿por qué escogisteis el nombre de Gotelé? ¿Sois fans de lo que muchos consideran “aberración decorativa”?

La banda nace en el seno de un grupo de amigos dedicado a diversas disciplinas del arte. Gotelé era el nombre de un corto que realizamos y en el que uno de los amigos tristemente falleció. Define un poco la filosofía de la banda que siempre busca la parte positiva de todas las cosas aunque a priori no se vean, ese “A pesar de todo no estoy tan mal…”. Gotelé es una bandera de la amistad y de sacar la cabeza hasta en los momentos más difíciles.
Nos gustan mucho las aberraciones (risas) y somos muy clásicos también.

Presentáis vuestro tercer trabajo y primer LP, Vertical, el pasado 16 de marzo. Por el momento el público y la crítica os están destacando como uno de los grupos de 2018, ¿es este el año de Gotelé?

Es un buen año para nosotros, hemos realizado un trabajo del que estamos muy orgullosos, y Las Cubas, nuestro anterior trabajo, nos allanó bastante el camino para que Vertical esté funcionando como lo está haciendo.

En Vertical tenéis un mensaje claro en general de darlo todo y apostar. ¿Qué os ha ocurrido para que este buen rollismo se impregne en el disco?

En realidad es una sello de identidad nuestro. Siempre hemos luchado por sacar pecho y levantar la cabeza. Si que es cierto que cada día apostamos más por este proyecto, cada día peleamos más y es fácil que se vea reflejado en éste trabajo. Como en cualquier disciplina del arte, el entusiasmo y la fe ciega en tu propuesta hace que muchas veces tengas que arriesgarlo todo e ir con el cuchillo entre los dientes.

A los mandos de la producción ha estado Gato (Emmanuel Pérez), de Izal. ¿Creéis que se nota la influencia de su grupo en Vertical?

Desde luego. Trabajar con Gato ha sido un gran acierto. Una de esas cosas que te animan a seguir luchando. Hemos estado super cómodos. Es un tipo que ama mucho la música, que propone en vez de imponer, que tiene mucha paz y mucha calma, ingredientes clave a la hora de trabajar en la producción de una canción. Creo que ha sido imprescindible en Vertical.

¿Es este el disco con el que Gotelé va a reclamar su espacio en el panorama musical?

Creo que ya tenemos nuestro hueco, y cada vez somos más en la familia, ahora mismo son buenos tiempos para Gotelé, cada día es una sorpresa. Estamos flipando.

Habéis suavizado vuestro estilo, pasando de un rock más agresivo a un rock pop a la corriente del indie nacional, ¿a qué se debe el cambio?

No creo que hayamos suavizado el estilo, al revés. Las Cubas, por ejemplo, era un rock más amable; más entrañable. En Vertical todos tienen un tinte de hit, hay mucho menos texturas folk o acústicas, hay un ambiente más enérgico y actitudes más rock.

La crítica habla de “salto de calidad” con este álbum, ¿estáis de acuerdo? ¿En qué creéis que habéis mejorado notablemente?

Siempre hemos intentado que cada paso que damos sea el primero, esforzándonos en mejorar y salir de la zona de confort. Creo que es el mejor trabajo hasta la fecha, sin menospreciar los anteriores. Creo que ha sido muy importante poder elegir cada paso que hemos dado para la fabricación de Vertical, trabajar con Gato, volver a casa, a las bodegas Neo con José Caballero… Factores que hacen que el resultado sea mejor que el esperado.

Llama la atención que hayáis escogido el tema del espacio, los astronautas y el cielo para el arte del disco y la promoción. ¿De qué forma se relacionan estos conceptos con el disco?

Ha sido otro de los grandes aciertos del disco, trabajar con Juanma Samusenko. Cuando empezamos a trabajar los temas, nos dimos cuenta que había palabras recurrentes: nubes, lluvia, alas, salto, no tener miedo… a parte de que las canciones nos pedían atmósferas “espaciales”. Además las temáticas hacían hincapié en el esfuerzo, el sacrificio, el salto. Vertical era una buena metáfora, y precisamente Juanma trabaja mucho con estas líneas, nubes, salto, sacrificio… El resultado no ha podido ser mejor.

¿Cómo os cambió, musicalmente hablando, ganar el Play Music del Sonorama 2016?

La banda pegó un volantazo y se profesionalizó a todos los niveles. Digamos que olimos la sangre. Subirnos a las tablas del Sonorama Ribera es una experiencia difícil de explicar. Además nos ha dado pie a conocer a gente maravillosa, sobretodo al pedazo de equipo humano que forma Sonorama Ribera y no solo a ellos, si no a la familia de las Bodegas Neo, entre ellos a alguien que para nosotros es familia, José Caballero.

Escrito por
Más de CrazyMinds

Damon Albarn estrena una canción de Blur en un certamen de poesía

Ha llegado un punto en el que nos preocuparíamos si estuviésemos una...
Leer más