miércoles, octubre 23, 2019

YUCK – GLOW & BEHOLD

Discos YUCK - GLOW & BEHOLD

Después de la marcha de Daniel Blumberg, todos nos preguntábamos cómo afectaría su partida al sonido de Yuck. Los miembros restantes no dudaron en continuar su proyecto y han mantenido su promesa. Como resultado tenemos Glow & Behold, su nuevo álbum, publicado el 30 de septiembre. Max Bloom ha sido el encargado de llenar el hueco que dejó Blumberg, y ha pasado de ser el guitarrista a asumir el papel de cantante y frontman de la banda. No se le da mal, pero le falta la confianza de su antecesor. Quizá esto explique el cambio de energía y ritmo en su nuevo trabajo. Su álbum debut, el homónimo Yuck, era más desenfadado y cálido; pero, en comparación, el nuevo trabajo es frío y cuenta con una producción más limpia.

Abren este segundo trabajo con una canción instrumental, Sunrise In Maple Shade, repitiendo casi la misma estructura melódica durante los tres minutos que dura. Es su forma de demostrar el cambio de rumbo con relación a sus trabajos anteriores. La canción se aleja bastante de lo que habíamos escuchado anteriormente de Yuck. El cambio de perspectiva se hace palpable en Out Of Time, en la que Bloom saca su voz más serena y suave.

Mientras Yuck fue un álbum de melodías pegadizas, en éste se centran más en la textura de fondo y el color de las canciones. Lose My Breath y Middle Sea son los temas que más se acercan a su material más antiguo. Mientras, Rebirth tiene una clara influencia del shoegaze de My Bloody Valentine, a través de la cual manifiestan que pueden ser fieles a sus raíces de los 90 pero de diferentes maneras. En otros temas, la experimentación es más sutil, como en How Does It Feel, que ofrece nuevos toques con instrumentos de viento al principio o utilizando nuevos registros con la guitarra. Después de pasar el punto más álgido del trabajo, llega la calma. Las baladas Somewhere y Nothing New crean una atmósfera más pausada y personal.

El penúltimo corte, Twilight In Maple Shade, vuelve a ser instrumental y es la continuación al segundo tema de Glow & Behold. Le da paso a la última canción, que le da nombre al álbum. Lo protagoniza la guitarra acústica de Bloom al más puro estilo britpop de Blur.

Dinosaur Jr. inspiró antiguos cortes de Blumberg con melodías mucho más fuertes que tendían a permanecer debido a su simplicidad. Ese tipo de cosas intangibles son difíciles de reemplazar, y, por desgracia, Yuck suenan más cohibidos en este trabajo. Las comparaciones entre el antes y el después eran inevitables. No obstante, la banda presenta un disco lleno de fuerza en que demuestra que ya no están tan en deuda con sus influencias como lo estuvieron en su debut. Tampoco están enterrados bajo un muro de distorsión, como lo estaban antes. Glow & Behold es un trabajo más maduro y aventurero, musicalmente hablando, en el que la marcha de Daniel Blumberg es más que evidente.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10