WILD BEASTS – PRESENT TENSE

WILD BEASTS - PRESENT TENSE

Present Tense es el cuarto disco de la banda inglesa, un álbum que entra sin prisa, a diferencia del ritmo frenético de las once canciones que lo componen. De nuevo bajo Domino Records, el cuarteto ha decidido trabajar en esta ocasión con Leo Abrahams (Brian Eno, David Byrne) y Alex “Lexxx” Dromgoole en la producción, decisión que ha incorporado de una forma más creciente la electrónica a su sonido pero con unas letras que tiran más al drama.

El disco abre con Wanderlust, primer single que a estas alturas ya tenemos bien digerido. La particular voz de Hayden Thorpe se mezcla con unos coros un tanto fantasmales acompañados por el sonido incómodo del teclado. Pero lo mejor del tema es la letra, con perlas como “don’t confuse me with someone who gives a fuck” (“no me tomes por alguien a quien le importa una mierda“) o “In the mother tongue/ What’s the verb ‘to suck’?” (“En la lengua materna, ¿cómo es el verbo ‘chupar’?“. Declaración de intenciones sin dudas en este Wanderlust, que pretende ser una crítica, sobre todo a aquellos que se dejan llevar por el “americanismo” y su encanto, cambiando su acento para ser el mas cool del lugar. Sin duda, una de esas canciones por las que acabaremos recordando a Wild Beasts.

La buena aceptación de Wanderlust nos enfrenta a Present Tense con una buena actitud. Nature Boy es la encargada de hacernos sentir realmente el sonido del álbum, donde se entralazan las voces de Hayden y Tom Fleming. Hablando de la masculinidad en el siglo XXI de una forma irónica en un tono más sobrio y elegante, alcanzamos la estabilidad.

El pop de Mecca queda un tanto escondida por la brillante y romántica Sweet Spot. Con un toque delicado, frágil, que funciona en Present Tense más como un single aparte o una B-Side.

La quebradiza Sweet Spot es recogida entonces por la oscura Daughters, arropada por la voz de Fleming mientras nos cuenta la historia de unas niñas que empuñan las espadas para hacer frente a los adultos y su destrozo del mundo en el que viven.

La oscuridad de Daughters se envuelve con los sintetizadores de Pregnant Pause y una declaración de amor absoluta y cálida, con frases como “hay un idioma con el que nos comunicamos, que nadie más entiende”.

A Simple Beautiful Truth es un tema fluido, dos minutos de R&B que definen a los Wild Beasts más pop y romanticones. La crudeza viene de la mano de A Dog’s Life, con una letra dura: el último aliento de un perro que ve cómo su vida se va. La última respiración del animal está acompañado por los reverb de guitarra siniestros y sombríos, y nuestros esquemas acaban por romperse cuando oímos la pelota del perro ser lanzada a la basura.

Past Perfect, conmovedora y tema que resalta con especial brillo sobre el resto del disco, da paso a New Life para acabar con la deliciosa Palace. Romanticismo (sí, Wild Beasts en este álbum estaban bastante acaramelados componiendo) en una preciosa melodía donde Thorpe canta a su amada: “Cariño, ha habido de todo y ha habido de nada. Estoy contento con lo que tengo”.

Present Tense es un disco donde el cuarteto a querido expresar su compromiso con la realidad que les rodea, a través de letras de denuncia hacia el comportamiento egoísta del ser humano y el mundo. La madurez en su música es un proceso que sigue avanzando, y este disco es prueba de ello. Su pop complejo lleno de sintetizadores y la amada u odiada voz de Thorpe no hacen fácil el acceso a su música, pero sin dudarlo, vale la pena intentarlo al menos.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7,5/10