TV ON THE RADIO – NINE TYPES OF LIGHT

TV ON THE RADIO - NINE TYPES OF LIGHTLejos queda ya, aunque nada obsoleto, su época del ‘rompepistas’ Wolf Like Me de los americanos TV on The Radio. Pero este tema sigue igual de vigente y demoledor que el primer día, cuando comenzó a sonar sobre el 2006. Los DJ la pinchan hasta la saciedad en sus sesiones todavía hoy. Es una de las indispensables por su efecto instantáneo de hacer bailar y subir los ánimos a la masa. Y es que es un ‘temazo’ que lo tiene todo. Sus cambios de ritmo y su energía hacen que nos volvamos locos en la pista. Es un hecho comprobado empíricamente.

Muchos de los que no conozcan a este grupo, bien seguro que habrán escuchado este HIT que no pasa de moda y a través de él igual les interesará saber más. Les interesará saber, quizá, que los creadores del Wolf like me, y de muchos otros temas geniales están de vuelta este 2011. Lo hacen después de que los integrantes de la banda experimentaran en solitario y en proyectos paralelos, dando rienda suelta a su creatividad. Ahora que ya han purgado sus talentos vuelven a reunir fuerzas e imaginación y los ponen en común para gestar un nuevo disco, el cuarto ya en su haber, con el que regresan y que lleva por título Nine Types of Light.

Disco en el que se incluyen diez temas un poco más reposados de lo que nos tenían acostumbrados en sus trabajos anteriores, pero algunos, totalmente pegadizos. Como el que abre fuego, y que aunque sea el primero, se ha bautizado como Second Song. Y que nos da pistas, además, de cómo sonará el disco en su totalidad. Keep Your Heart, que le sigue, no se aleja nada de esta línea. A destacar las dos canciones que vienen por la cola, tanto You, como No Future Shock, cada una en su estilo, y siempre sin perder la coherencia, son dos canciones puntales del disco, con las que el público, seguro, va a gozar de qué manera en los directos.

Y dos temas que nos llevan, sin apenas darnos cuenta, al ecuador de este nuevo trabajo de los de Brooklyn, donde encontramos una canción bonita porque sí.‘Una lenta’ de aquellas que te transportan a otros lares sin quererlo ni beberlo y que quienes no conozcan a esta banda y sólo hayan escuchado su harchifamoso Wolf like me no se podrá creer lo que escuchan sus oídos. Una verdadera maravilla que llega a ser un tanto folk hacia la mitad del tema, por las cuerdas que se incluyen y que va creciendo en intensidad hasta llegar al final. Personalmente, y por la atmósfera que crean con ella, es una de las mejores de lo nuevo de TV on The Radio. Engarzada de la mejor manera posible, con mucho gusto, con un inicio marcado por un xilófono inocente y naif, rápidamente substituido por la electrónica que tanto gusta a los americanos, llegamos a Will Do, carta de presentación del disco y single escogido para dar a conocer su nuevo trabajo. Un tema a medio tiempo y sincopado, muy sofisticado y elegante, totalmente pegadizo. A la que le sigue un New Cannonball Blues puramente eléctrico. De atmosfera sombría, oscura y muy potente. Un tema 100% TV on the Radio. Como el que le sigue, Repetition, donde vuelve a predominar la electrónica. También presente en Forgotten un tema más pausado y de nuevo oscuro. Que nos lleva a Caffeinated Counciousness con el que la banda se despide por todo lo alto. Un buen tema para decir adiós y con el que se vienen arriba y con ello también nosotros.

Pero no nos llevemos a engaño fácilmente ni alabemos tan gratuitamente a uno de los grupos que han sido grandes y lo continúan siendo. A los grandes hay que pedirles grandes hazañas, grandes retos. TV on The Radio vuelven más reposados que nunca pero no por ello menos potentes o enérgicos. Su esencia, su ADN está presente en todas y cada una de las canciones, quizá es más evidente de la mitad hasta el final. Pero, aunque es en general un trabajo bastante coherente y maduro, un disco cuidado y bonito, sí, es un tanto flojo. No hay ningún tema que podamos enmarcar ni destacar sobre los otros. En definitiva su Wolf Like Me y tantos otros hits de antaño han dejado el listón demasiado alto. Ellos solitos se lo han dejado así, son su peligrosa y principal competencia, su propio hándicap. Tienen talento de sobra para brillar y nos lo han demostrado con creces, lo sabemos y por ello ahora ya nos conformamos cualquier lindeza, somos así de exigentes. Como para pedirles menos a los de Brooklyn!

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10

Escrito por
Más de Andrea T.

The Libertines: ‘There are no innocent bystanders’ o la historia de amor que no pudo ser entre Carl Barât y Pete Doherty

Recapitulemos, esta es nuestra tercera incursión en el InEdit Beefeater (aquí y aquí)y...
Leer más