THE TWILIGHT SAD – IT WON/T BE LIKE THIS ALL THE TIME

Un padrino como Robert Smith (https://www.crazyminds.es/noticias/robert-smith-the-cure-versiona-a-twilight-sad/) que les ha incluido en su gira, ya augura mucho de la calidad de una banda, aún a pesar de ser este un grupo con una audiencia pequeña pero leal.

Si a eso le sumamos cuatro años que llevan en la carretera, hacen que el nuevo material de Twilight Sad, It Wont/T Be Like This All The Time haya ganado en  madurez sin olvidar esa oscuridad que les caracteriza.

La banda ha contando con algún que otro cambio en la formación (la salida del grupo de su batería Mark Devine), quedando los miembros originales, James Graham y Andy Mac Farlane, y añadiendo dos nuevos componentes, el batería Jonny Scott y el teclista Brendan Smith.

Como ya decíamos antes, el apoyo por el líder de The Cure (de los que fueron teloneros) que estuvo muy involucrado en el proceso de creación de este quinto álbum, les ha hecho ganar en seguridad y en un sonido más convincente, dejando más de lado su parte algo folk de los inicios.

Así el disco empieza Good Reasons for Modern Drugs con unos sintetizadores que parecen invitarnos a un poco de baile, y donde no temen en criticar todo lo que resulta artificial y falso. Una de las canciones más enérgicas, Shooting Dennis Hopper Shooting, con guitarras afiladas y un James Graham que con su voz despliega toda esa emoción que es uno de las grandes bazas de los de Glasgow.

Y con claras influencias ochenteras, encontramos a The Arbor,melancólica, algo gótica, cuyos  arreglos suenan muy oscuros y enigmáticos y recuerdan un poco a The Cure. En esa línea nos presentan VTr, siendo ésta una de las canciones más enérgicas del disco .

Por ponerle algún pero, la duración, que desmerece un poco a estos temas, casi 05 min que se podrían haber reducido. Sunday Day 13: lenta y delicada en lo instrumental , claustrofóbica en su letra pero que resulta una delicia escuchar.

Manteniendo esa atmósfera enigmática, nos encontramos con  I/m Not Here [missing face] muy emocional, dónde Graham intenta esconder sin éxito su auto descontento. La urgencia de Auge/Maschine, les da mucha potencia para sus futuros directos mientras que con Keep It All To Myself vemos  al grupo en total sincronía, a modo de mantra.

It Won/t Be Like This All The Time termina como lo “empezó” ya que fue Videograms el single elegido para presentar el disco y no lo podían haber escogido mejor, tema luminoso, con mucha emoción en la voz del cantante, y una melodía que no se te va de la cabeza.

Once cortes con los que Twilight Sad nos presenta un disco más luminoso que los anteriores, con toques ochenteros, pero sin perder su esencia, pasando por el desamor o el descontento, en esa oscuridad que se les hace tan cómoda, y que esperemos les lleve a una público más amplio.



7
7
Más de Cristina Roldán

Ebrovisión 2019 crece con cuatro nuevos nombres

Uno de los festivales más de “andar por casa” (por su carácter...
Leer más