THE MOUNTAIN GOATS – IN LEAGUE WITH DRAGONS

Ya se echaba de menos un nuevo disco de The Mountain Goats. Poco menos de dos años ha tardado John Darnielle en publicar su álbum número diecisiete de este proyecto. Tal productividad nacida en los años noventa es envidiable y más teniendo en cuenta que su carrera no para de ascender. Sus dotes como novelista le han llevado desde la escena ochentera en 2016 con Beat The Champ, su memoria en una subcultura con Goths un año más tarde y, ahora, hacia cuentos fantásticos y la memoria de los héroes. Su idea era plantear un álbum conceptual inspirado por “una comunidad costera sitiada llamada Riversend y gobernada por un benevolente mago”.

Poco a poco tornó ligeramente su mente concibiendo un LP influenciado por el lore de Dragones y Mazmorras. En la sede de Wizards of the Coast, compañía dueña de este juego de rol, así como de Magic: The Gathering, Darnielle aclaró que, para él, “los viejos magos y atletas son los mismo, una vez fueron mágicos”. Tales referentes de esperanza y coraje mitológicos han sido el motor de In League With Dragons, conformando un disco catalogado por algunos dentro del “dragon noir”. Quien fuera a ser su protagonista ha quedado relegado a apenas la mitad del largo y ha compartido tracklist con un científico paranoico, un gánster y una estrella de béisbol.

Apoyado por la magia y el crimen, Darnielle da un salto cualitativo en su sonido dejando más que nunca atrás la guitarra acústica y rodeándola por teclados, coros y orquestaciones. El minutaje se ha ampliado y su planteamiento en The Mountain Goats por primera vez ha abierto la puerta a un productor con plenas funciones. Owen Pallett ha aportado al proyecto tal experiencia que ya hay quien lo considera el trabajo más exuberante bajo tal firma en toda una carrera. Darnielle también afirmó al enfrentarse al proyecto: “finalmente, no me siento tan inseguro”, y se nota.

Younger, por ejemplo, es un tema que se sumerge en el desencanto y desilusión de alguien que llega a la “mediana edad”. Mientras que en Passiac 1975, deja correr su afán por Black Sabbath y el legendario Ozzy Osbourne (sobre quienes escribió un libro), quien protagonizará el tema como “Príncipe de la Tinieblas” que junto a un río sin nombre renueva “el asalto a sus pulmones e hígado”. A medida que avanza el disco, la corriente fantástica se abre paso hablando de reyes y creencias paganas: “Todos ustedes, parásitos, suban a bordo. Todos ustedes vagabundos, alaben al Señor”, canta Darnielle con su piano a ritmo de balada cinematográfica.

Su intención por hacer una ópera rock pseudomedieval no concluye ni como la mejor sinfónica de Rick Wakeman ni gracias al gancho propio de alguien como Meat Loaf o Tobias Sammet, pero el planteamiento y, sobre todo, la lírica y el verso hacen de él un gran y peculiar disco dentro de su discografía. La canción homónima, In League With Dragons, se apoya en una anacrónica Steel guitar para dar voz a un mago sobre una colina que melancólicamente le habla al mundo rural invocando a un dragón que les salvará de algo que él ya no puede defender.

Going Invisible 2 es otro de esos temas sorpresivos, al menos por su nombre, ya que hay que ser muy fan para reconocer la referencia a la que alude el tema. Y es que la parte uno está dentro de las cara-B de Get Lonely (2006), lo que seguro da pie a revisar entre la discografía de la banda y subirles reproducciones en las diferentes plataformas. La catarsis del predecesor se mantiene y el protagonista ahora prefiere ahogarse entre llamas y ver el mundo arder antes que reducir sus desesperados actos a la destrucción y la ruptura con lo cercano.

Y por si la variedad de héroes del largo era poca y la magnificencia instrumental que narra las historias se quedara corta, Darnielle rompe los esquemas con Waylon Jennings Live! y su cabalgante ritmo de shaker. El piano y la ambientación folk, así como la aparición de casinos y atracos, ofrecen un sorpresivo tema country que demuestra que el proyecto no deja de crecer y experimentar poniéndose una idea como motor y la mejora personal como meta. The Mountain Goats tiene asegurada la predisposición temática y la habilidad narrativa de su líder por lo que apuesta por la producción e invierte en mejorar un entramado cada vez más complejo que es su música. Siempre es una sorpresa y una ilusión recibir la noticia de que pronto llegará un nuevo trabajo de la banda y In League With Dragons cumple todas las expectativas.

8
8
Escrito por
Más de Juan Eguren

CRYSTAL FIGHTERS – GAIA & FRIENDS

Fantasía y ritmo que levanta del asiento cargado de raíces hippies, pero...
Leer más