THE LIBERTINES – ANTHEMS FOR DOOMED YOUTH

The Libertines, la banda británica conformada por Pete Doherty (voz/guitarra rítmica), Carl Barât (voz/guitarra principal), John Hassall (bajo) y Gary Powell (batería), logró dejar huellas imborrables en la historia del rock and roll  a través de un sonido que conjugaba lo mejor de  la tradición punk londinense con guitarras furiosas y un  destacado britpop,  dando lugar a melodías exquisitas.

Mediante un estilo audaz, rebelde y  provocador, el cuarteto liderado por Doherty y Barât logró saltar a la fama y conquistar el corazón de miles de jóvenes tras el lanzamiento de Up The Bracket (2002), el primer álbum de la banda, que fue fuertemente aclamado por la prensa especializada y al que sucedería su homónimo The Libertines en 2004.

Después de once años de silencio, la banda ha regresado con más fuerza que nunca.  Pete Doherty y Carl Barât han hecho las paces, dejando atrás los conflictos internos y los roces del pasado. El resultado de esta unión es Anthems For Doomed Youth, el tercer álbum de la banda, producido por Jake Gosling y grabado en Karma Sound, un estudio ubicado frente a las paradisíacas playas de Bang Saray, en Tailandia.

Este nuevo disco destaca por la asombrosa forma en que las canciones se conectan. Doherty y Barât asumieron el riesgo de reinventarse a sí mismos, y crear algo completamente nuevo y diferente en términos auditivos. “La sensación es inmensa, estoy realmente emocionado. Todos hemos estado esperando para grabar este disco por mucho tiempo”, explicó Barât.

El álbum comienza a todo ritmo con Barbarians, una melodía cargada de energía en la que las guitarras cobran protagonismo permitiendo sentir desde el inicio toda la fuerza y la energía de este nuevo material. “This one’s for your heart and for your mind”, canta Pete Doherty en el estribillo y nos permite observar que este álbum es un gran regalo para los fans incondicionales de The Libertines, que siempre han estado junto a la banda, en los buenos y malos momentos.

Desde este momento y hasta el final del álbum, las canciones no dejan de sorprender. A continuación, Gunga Din, el primer single que la banda ha dio a conocer, es sin lugar a dudas uno de los puntos álgidos del disco y  demuestra que la banda se encuentra en su mejor momento. El título de la cancion se basa en  un famoso  poema de Rudyard Kipling, en el que un soldado británico debe curar sus heridas. Durante los 2:58 minutos que dura la canción, el cuarteto británico se encarga de  demostrar que nada (de los positivo) ha cambiado entre ellos y  la magia sigue intacta. A su vez, esta canción cuenta con un excelente videoclip dirigido por Roger Sargent, quien se encargó de filmar a The Libertines caminando y recorriendo la ciudad de Bangkok.

Al igual que Anthems for Doomed Youth, la  canción que da nombre al álbum, Gunga Din también expone a través de los sonidos una especie de muerte y resurrección de los integrantes de la banda, como si se tratara de la calma que precede a la tormenta y de la luz que llega después de la oscuridad.

Luego, llega Fame and Fortune, cuya melodía narra y advierte de los peligros de la fama y posee un sonido muy inspirado en The Clash. Este sonido también se mantiene en canciones como Belly of the Beast, Glasgow  Coma  Scale  Blues, Heart of the Matter  y Fury On Chambury,

Posteriormente, casi llegando a la mitad del disco, se produce un cambio que demuestra la versatilidad de los integrantes de The Libertines para combinar diferentes estilos musicales sin que el álbum pierda intensidad.

A través de un clima musical más pausado y contemplativo, The Libertines explora en canciones como Iceman,  The Milksman’s Horse y  la nueva versión de You´re my Waterloo (canción creada en el año 2004 pero que la banda solo había tocado en algunas presentaciones en vivo). Se trata de una excelente melodía que comienza con un asombroso segmento instrumental  de piano al que lentamente  se le suma la voz de Doherty, dando lugar a uno de los  momentos mas emblemáticos e íntimos dentro del álbum. Se trata de una hermosa cancion que nos hace sentir que el tiempo se detiene en ese instante.

Finalmente, en Dead for Love, la ultima canción del disco,  Pete Doherty expone su lado mas emotivo y canta sobre un hombre que todo lo que lo hizo y todo lo que dijo, sólo ha sido por amor. A traves de esta composición, Doherty demuestra su gran talento para componer canciones con extrema sensibilidad y se encarga de cerrar el disco con un final grandilocuente

Anthems For Doomed Youth marca el regreso triunfal de una de las bandas más aclamadas por el público. Con más de 16 años de trayectoria sobre los escenarios de todo el mundo (eso sí, con muchos altibajos), actualmente Los  Libertines demuestran estar atravesando una nueva etapa llena de esplendor y renovación en términos musicales. Aquellos chicos malos de Londres han evolucionado y ahora son grandes músicos que, sin dejar de lado la rebeldía de sus comienzos, buscan innovar mediante  un álbum más maduro y equilibrado en términos sonoros.

Pete Doherty y Carl Barât han logrado crear hermosas melodías que le brindan al disco una potencia potencia rítmica tan rica y profunda que nos lleva a reconocer que verdaderamente nos encontramos frente a un álbum brillante, que logra emocionar al oyente con buenas letras y canciones de excelente calidad que todo amante de la buena música debe escuchar. Durante 45 Minutos y a lo largo de 12 canciones, Anthems for Doomed Youth pone de manifiesto más allá de los conflictos del pasado,  los Libertines siempre estarán unidos por el profundo amor por la música que sienten.

Escúchalo aquí: 

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

9
8
8.5
Escrito por
Más de Nayla Madia

BLACK LIPS – UNDERNEATH THE RAINBOW

Audaces, rebeldes, alocados y excéntricos, los Black Lips se han convertido en una...
Leer más