viernes, noviembre 15, 2019

The Knife – Shaking the Habitual

Discos The Knife - Shaking the Habitual

El dueto sueco por excelencia regresa con nuevo disco bajo el brazo, Shaking the Habitual. Desde su exitoso álbum Silent Shout, el cual no ha dejado de crecer desde que se publicó, está siendo todo un icono de la música de las nuevas generaciones, creando ritmos pop y techno.

 

El disco comienza con A Tooth For An Eye, con unos marcados ritmos tribales se convierte en uno de los temas bailables) y con más reminiscencias del pasado de todo el disco. Sin apenas descanso pasamos al siguiente corte, Full Of Fire. Con una cargada crítica al machismo y un apoyo hacia el lesbianismo. De lo poco del álbum con un marcado estribillo, la música muy agresiva y la voz de Karin, por segundos distorsionada. Un sonido que realmente crea una atmósfera sombría.

 

A Cherry On Top tiene unos minutos suaves, sin demasiados sobresaltos pero, a partir de ahí, continúa con estridentes agudos a los que acompaña la voz de Karin. Un tema que nos lleva a esos mundos raros, a ese universo en el que nos agrada ese misterio que crean con su música. No sigue un rumbo fijo, avanza torpemente, parece que dentro de este tema hay tres más.

 

Con Without You My Life Would Be Boring regresamos a los ritmos tribales y las flautas dominan todo el tema. La voz de Karin se utiliza como un instrumento más en este corte. Tras ésta llega la extraordaniria Wrap Your Arms Around Me, con una base demoledora y una percusión impecable.

 

Le siguen en este disco los dos temas instrumentales, Crake y Old Dreams Wasting To Be Realized. Este segundo es un tema hipnótico, que no roza el aburrimiento ni tampoco la ansiada gloria, se queda en la mitad. Al principio puede costar, pero poco a poco te vas integrando en el tema.

 

Ranging Lung se convierte en uno de los mejores temas. Comienza insinuante, continúa creciendo por momentos y acaba en unos impredecibles susurros.

 

El siguiente tema que llega es Networking. Puede que guarde cierto parecido con Full Of Fire. Podríamos decir que es instrumental, ya que las voces son las que hacen de instrumentos, tiene un ritmo rápido y bailable. Tiene una rara esencia oriental.

 

Otro de los temas largos que encontramos en el disco es Fracking Fluid Injection. Podríamos decir que es demasiado irritante, son diez minutos que se hacen pesados, no tiene ninguna letra que lo acompañe y muy repetitivo. Otro de los temas irritantes, pero de corta duración, es Oryx que abre el camino a Stay Out Here, con una base pesada y en la que se juntan bases diferentes para después ir desprendiéndose poco a poco.

 

Con Ready To Lose llegamos al final de este viaje eléctrico y algo desconcertante. Este último tema, en el que se solapan multitud de efectos a la percusión electrónica, crean un ambiente que sube de nivel poco a poco hasta convertirse en un tornado que nos atrapa.

 

Un disco que no está mal del todo pero que cae en la pesadez. Han experimentado con nuevos toques saliendo airosos. Podemos encontrar canciones sobresalientes pero a veces no son suficientes para crear un buen disco. Lo mejor es escuchar este disco sin tener ninguna idea preconcebida.