THE FUTUREHEADS – THE CHAOS

THE FUTUREHEADS - THE CHAOSThe hounds of love are calling
I’ve always been a coward
And I don’t know what’s good for me
Well here I go-o

Así rezaba el estribillo de uno de los mayores éxitos de The Futureheads. Una versión de un tema de Kate Bush aplaudida por la revista NME, nombrada mejor sencillo del año 2005 y que les abrió las puertas como teloneros de grupos de la talla de Foo Fighters o Pixies.

El grupo que toma su nombre del disco Hit to Death in the Future Head de los Flaming Lips se suma a la vorágine musical del momento con nuevo disco. Bajo el rótulo de The Chaos, se esconden 11 nuevos temas característicos de los de Sunderland, quienes mantienen el sonido enérgico de grupos de los 70 como The Jam o los mismísimos The Clash. Unos reconocibles Futureheads que sostienen la línea de aquel primer EP Nul Book Standard (2002).

El nuevo Chaos desprende canciones algo menos bailables que en ocasiones anteriores. Contrastes simples para un disco austero, más oscuro. Intenso, concluyente, con actitud. Con acordes básicos y melodías estimulantes. Guitarras ácidas y coros que añaden ganancia y poder a las mezclas.

Las canciones se suceden, se aceleran los ritmos y el resultado, una tras otra, es casi el mismo. Destacan temas como Heartbeat Song, Dart at the Map, Struck Dumb (tema que adelantaron a finales de 2009) y desde luegoJupiter . Una pequeña sorpresa dentro de este disorder.

Se visten con estrofas sencillas y estribillos pegadizos. Letras que demandan atención y que incitan al grito. Sobre una voz sobría y tajante. Acentazo, dientes separados y una estética de perfecto perfil de discográfica.

Aquellos chicos que crecieron trabajando en proyectos como el Sunderland City Detached Youth Project Building, con el que apoyaban a jóvenes a través de la música, ya no tienen tantas causas perdidas que defender. El quinteto británico edita su cuarto álbum sin esa carga social que se le atribuye a los grupos con los que se les compara. Los tiempos cambian.

Impresiona lo muy recomendables que son los acústicos de este grupo sobre todo por las líneas vocales que vuelven a sumar relevancia si prescindimos de los golpes de batería y las guitarras intensas.

Si algo se desprende de lo nuevo de The Futureheads es madurez, en todos los aspectos. Pero se esboza una evolución bastante reducida. “Renovarse o morir”. Demasiado riesgo, el abanico de la escena es amplio y las ideas nuevas, éxito.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6.5/10