SIDONIE – EL FLUIDO GARCÍA

El Fluido García, nombre del sexto disco de la banda barcelonesa, hace referencia a un líquido que han de beber los tripulantes de una máquina del tiempo para no rejuvenecer cuando viajen atrás desde el futuro en la novela El anacronópete, escrita en 1881. Y precisamente esto es un poco lo que nos presentan en este nuevo disco Marc Ros (voz, guitarra y composición), Jess Senra (bajo) y Axel Pi (batería), una serie de canciones en la que vuelven a sus inicios psicodélicos pero sin rejuvenecer, es decir sin abandonar esos estribillos pop que los han encumbrado en las listas comerciales sin perder su identidad.

Esta vuelta a la psicodelia sesentera que aunque nunca abandonaron del todo es en este disco donde se nota con más fuerza se empieza a notar ya en el primer tema del disco, El bosque, single presentación del disco, un temazo con mucho ritmo al que eso si quizá le sobra el último minuto. Después de esta presentación, el disco sigue con A mil años luz una de las mejores canciones del álbum con una melodía alegre y pausada mezclada con sonidos electrónicos que aceleran la canción hacia un estribillo pegadizo. A este tema le sigue Carnaval, uno de los que seguro se convertirá en himno cuando lo toquen en directo, por la potencia de su estribillo.

Llegados a este punto aparece el momento homenaje, a través de Alma de goma, canción que recuerda a la época más psicodélica de The Beatles y en la que utilizan frases de algunas de las canciones del famoso grupo inglés. El disco sigue con Negroni, tema acústico muy movido y divertido pero que encaja poco dentro del conjunto del disco y más cuando le sigue una canción como El aullido, de melodía pausada y la letra más intimista del disco. Tras estos temas, aparece otro de los temas con homenaje, Bajo un cielo azul, que empieza con unas voces que recuerdan claramente a los Beach Boys para seguir con una canción muy lenta que puede parecer poco resultona pero muy bonita a su vez, aunque eso si excesivamente larga con 7 minutos y medio de duración.

A estas alturas del disco ya podemos ver que el cambio que supone este disco a fin de cuentas es menor del que nos anunciaban, aunque si que se nota variación en el sonido y esto lo podemos seguir notando en Tormenta de verano, otra canción de estribillo fresco y popero marca de la casa, que va ganando con las escuchas  y con la que es fácil acabar moviendo el pie al ritmo de la batería de Axel Pi. Enfilamos ya la recta final del disco con el primero de los tres últimos temas, La huida compuesta y cantada por Senra aportando la frescura de escuchar una voz diferente en un tema con toques de misticismo sesentero y con una parte instrumental que nos recuerda claramente a The Doors. Después de este gran momento instrumental llega Perros, un tema que no es de primera escucha pero que con tiempo nos permitirá disfrutar de la canción más gamberra del disco, con una letra muy ingeniosa que precede a No mires atrás, un tema rápido con mucho ritmo liderado por las guitarras y que nos lleva al final del disco.

En definitiva El Fluido García es un disco que aunque no presenta nada nuevo, sí que aporta matices diferentes al sonido del grupo, haciéndole un guiño a los fans de sus inicios pero sin darle la espalda a los que se les añadieron con sus últimos discos. Eso si, se trata de un disco que de primeras deja algo frio pero que con las escuchas va creciendo y creciendo hasta situarse donde debe.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10