REAL ESTATE – ATLAS

REAL STATE - ATLAS

 


Hay discos que son para ciertas épocas del año, hay bandas que son para ciertas situaciones sentimentales. Real Estate tienen ambas cosas: siempre hacen una música tranquila, agradable y primaveral, mientras que dentro de la belleza y tranquilidad de sus composiciones siempre hay hilos de tristeza y añoranza.

Atlas no es menos; es un disco que hay que escuchar en estos días frescos pero soleados que abren la primavera, y en ese estado que experimentamos a veces que se basa en una tristeza tranquila, una tristeza no atormentada; que nos hace relajarnos, pensar y observar más las cosas, si a esto le añades este álbum tienes una bomba melancólica que te hará vibrar en cualquier paseo o tarde en el campo, un parque, el jardín…

Real Estate eran originalmente un trío (actualmente un cuarteto en estudio) que se formó en 2008 en New Jersey y tras un par de singles de su pop rock melancólico y muy alternativo (me extrañaría escuchar algo similar en alguna radio) lanzaron su homónimo en 2009, que fue bien recibido y que les hizo saltar a la fama gracias al recibimiento en Pitchfork, dos años después se coronaron con Days y esta vez hemos tenido que esperar tres para recibir la nueva joya de la colección; que en mi opinión no es mejor que su predecesor pero mantiene una línea favorable por la que pueden seguir trabajando. Una de las penas de esta banda es que al no ser creadores de hits, ni de grandes momentos alrededor de sus álbumes, seguramente caigan en el olvido a lo largo de los años, es un caso que sucede a bastantes bandas del género y del movimiento en la actualidad (por ejemplo, No Age), el no crear cosas memorables, sino simplemente sensibles, suele acabar sumiéndoles en el olvido y la crítica acaba perdiendo el interés por ellos.

Dramas aparte, centrémonos en el sonido del álbum. Como he dicho, tiene un estilo fresco y cálido, toma influencias del pop de principios de siglo (Girls) y en ciertos puntos del country americano, pero aun con rasgos tan marcados, el cuarteto es capaz de hacer el estilo suyo con ligeros ecos que suenan a psicodelia y pronunciados punteos de guitarra que, a base de repetición, se nos quedan grabados. No necesitan cantar en todas las canciones, el disco se compone del estado al que somete al oyente, tampoco es recomendable escuchar ninguna canción por separado más allá de los singles que ya tenemos. Crime es seguramente la canción más accesible, aunque no la más bella, puesto que cuando estás absorbido ya por el sonido casi es inevitable dejar de fijarse en las canciones y sus nombres y simplemente comenzar a alejarse mentalmente.

Escucha obligada de este mes y seguramente de este año, bello disco para confirmar a una de las bandas mejor escondidas a pesar del hype de su país, pura armonía entre acordes de pop y rock suave, también uno de los mejores discos en lo que va de año, y ojalá no acabe olvidado.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Escúchalo aquí:

 

 

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!