PULP – DIFFERENT CLASS

Discos PULP – DIFFERENT CLASS

PULP - DIFFERENT CLASSLa década de los 90 dejó grandes momentos para la historia de la música. En pleno apogeo del britpop, a la vez que los tabloides británicos explotaban sin cesar el enfrentamiento entre Blur y Oasis, los chicos de Pulp nos regalaron esta auténtica joya, llena de canciones memorables de principio a fin y en la que no faltan grandes dosis de poesía y humor.

La historia de Pulp no fue fácil. Imagínate formar un grupo a finales de los 70, sacar tu primer disco en el año 1983 y que prácticamente nadie te haga ni caso hasta tu cuarto disco en 1994, el también magnífico “His n Hers”. Pocos grupos hubieran tenido tanta paciencia.

Pero en 1995, con “Different Class”, la banda liderada por el carismático Jarvis Cocker publicó un disco inolvidable, claramente uno de los favoritos de este redactor, en el que las letras llenas de inteligencia, humor e incluso auténtica depravación de Cocker lograron reflejar lo que es ser y sentirse diferente en el Reino Unido de mediados de los 90, algo que resumieron a la perfección con la frase que ilustra la contraportada del disco: “No queremos problemas, sólo queremos el derecho a ser diferentes. Eso es todo”.

“Different Class” arranca con “Mis-Shapes”, un canto de guerra dirigido precisamente a todos aquellos que se sienten así. Sin embargo, este concepto de lucha de clases tan predominante en el disco alcanza su apogeo con “Common People”, que no es sólo una canción, sino más bien un himno, tanto lírica como musicalmente. A través de la historia de una niña rica a la que le divierte vivir como una personal corriente, Cocker nos presenta lo que significa pertenecer a la clase obrera, con los problemas y miedos que conlleva, pero también supone una crítica profunda a quienes, siendo acomodados, se divierten haciéndose pasar por pobres. Una obra maestra hecha canción que merece un puesto en todos los museos de la música.

El segundo tema recurrente del disco es el sexo. En canciones como “Pencil Skirt” o “I Spy” hay un lado pervertido, ya sea mediante la historia de una relación prohibida y furtiva en el primer caso o la de un amenazante acosador  en el segundo. Verdaderamente, no son los típicos temas que te encuentras en cualquier disco, ¿no crees?

Pero también en este tema, Cocker nos sabe mostrar un lado más inocente, ya sea en “Underwear”, con los miedos de una chica al afrontar su primer vez, o con “Live Bed Show”, el casi patético relato de otra chica cuya vida sexual va perdiendo intensidad con el paso de los años, contado desde la historia de su cama.

Pero Cocker es un maestro del lenguaje, y sus inteligentes letras también exploran otros campos. El amor, por ejemplo, encuentra su espacio con “Something Changed”, una preciosa canción que consigue emocionar, dejándonos una frase inolvidable al recordar los momentos previos a la primera cita: “¿Dónde estaría yo/si nunca nos hubiésemos encontrado?”.

O las raves tan típicas de principios de los 90 en el Reino Unido y todas las drogas que rodeaban estas fiestas en “Sorted for E’s and Wizz”, donde el fragmento en el que nos cuenta la confusión de estar drogado y perdido en una rave en mitad de la nada es hilarante.

A todo esto, dejábamos para el final otro de los temazos característicos de este álbum, Disco 2000, otro himno bailable y divertido que conecta la perfección con cualquiera que lo escuche. Todos hemos tenido alguna vez un amor de infancia y esta historia en la que el protagonista se reencuentra con el suyo y recuerda cómo ésta le ignoraba es otro ejercicio de poesía urbana de Cocker.

Por fin, con Different Class, los chicos de Pulp lograron esa fama que tanto buscaban y que se les había resistido por años, posicionándoles definitivamente como una banda a recordar. Las consecuencias de esa fama serían protagonistas en su siguiente trabajo, This Is Hardcore, que no alcanzaría la incontestable brillantez de su predecesor.

Sin duda alguna, éste es uno de los mejores álbumes del siglo XX. Si aún no lo has escuchado, ¿a qué estás esperando?

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Artículo anteriorBIG PINK, THE
Artículo siguienteKOOKS, THE