PROFLIGATE – SOMEWHERE ELSE

Es curioso como el ruido puede transmitir más emociones que la progresión de acordes más clara jamás tocada. Uno escucha a Profligate y se adentra en parajes donde el feedback de guitarras, el granulado del sintetizador y las percusiones machaconas de carácter más techno destilan pura melancolía y dolor en ocasiones, pero cuyo objetivo principal es la meditación inducida por medio de estructuras repetitivas e hipnóticas que se conjugan con un vocal lánguido, apagado y distante. Podría decir que en esto se resume Somewhere Else, el nuevo trabajo de Profligate.

Anteriormente, bajo el nombre de Profligate encontrábamos únicamente a Noah Anthony, productor de electrónica con una particular mezcla de influencias: un poquito del ruidismo de gente Sonic Youth o My Bloody Valentine, el synthpop de Depeche Mode o Nine Inch Nails, toques kraut y los ritmos club y techno sacados de raves o la banda sonora de Trainspotting. Su carta de presentación llegó en 2012 con el EP Videotape, con un estilo que se perfiló en Red Rope EP y terminó de asentar las bases de su estilo de cara a su primer larga duración, un Finding the Floor estrenado en 2014 que resultaba denso, enlatado y falto de un factor especial diferenciante. Las influencias estaban ahí, pero faltaba ese toque que lo transportara a un nuevo plano.

Y tal vez ese elemento novedoso llegara en 2016, cuando Profligate pasó de ser un proyecto individual a un dúo con la incorporación de la autora Elaine Khan aportando, en alguna de las canciones de Somwhere Else como en Needle In Your Lip o Lose a Little, un vocal femenino que se transforma a veces en un spoken word en la línea de Laurie Anderson que consigue transportar las composiciones del conjunto al plano onírico en el que deberían habitar.

De hecho, es llamativo como tanto Noah Anthony y Elaine Khan se mantienen pasivos y tranquilos cantando mientras a su alrededor se desarrollan melodías rotundas, llenas de texturas y ruidos cuya intensidad va fluctuando, transmitiendo al oyente la sensación de estar en un viaje constante en la mar; mecido por las olas que en ocasiones te conducen a torbellinos de los que no puedes salir, como en el final de Enlist o A Circle Of, que al igual que ocurre en Lose a Little, presenta una instrumentación analógica muy en la línea de los Xiu Xiu en aquel abrasivo (y maravilloso) Angel Guts: Red Classroom. 

Pero a diferencia de los de James Stewart, que en ocasiones encontraban el pop y la melodía pegadiza (o, al menos, el estribillo) en este tipo de composiciones, Profligate dibuja melodías que se tornan viajes para los sentidos. No en un sentido dulce y onírico como pudo hacer Air en Moon Safari, sino firmando parajes hipnóticos y algo áridos, donde estás tú sólo enfrentándote a lo que se te viene encima: en ocasiones una percusión y un ritmo más Depeche Mode o Sleep Party People, y en otras pura oscuridad pesada, fruto de la unión de sintetizadores y guitarras cargadas de efectos cuyo ruido te araña la piel y te deja maravillado por el camino.

Somewhere Else es el más que necesario paso adelante en la producción musical de Profligate. Ha abandonado la esencia más techno e hipnótica para crear experiencias inmersivas para el oyente. De paso ha procurado dotar a su música de una mezcla mejor, donde cada secuencia MIDI está en su sitio pero a la vez con el resto, creando esa comunión entre las distintas partes que configuran este rompecabezas sonoro lleno de ruido donde las voces impávidas de los componentes del dúo se alzan como único faro entre la niebla que protagoniza este trabajo.

7
6
6.5
Escrito por
Más de Mané López

Beyoncé lanza “EVERYTHING IS LOVE”, nuevo álbum junto a su marido Jay-Z

Habitualmente los fines de semana están libres de sorpresas, pero Beyoncé y...
Leer más