PONY BRAVO – GURÚ

Poco más de diez años de carrera han bastado para situar a Pony Bravo entre los pesos pesados del indie nacional. Los sevillanos se han ganado a pulso ese estatus a base de propuesta sonora, temazos y una legíón de fieles más que consolidada a estas alturas. No es de extrañar pues la cálida recepción que recibieron hace unos meses, durante los conciertos que sirvieron para presentar algunos de los temas de su nuevo larga duración, Gurú (2019, Telegrama).

Había mucha expectación por conocer al sucesor de De palmas y cacería (2013, El Rancho), de cuya publicación han pasado seis años y en el que se encuentran algunas de las canciones más reconocibles del grupo, como El político neoliberal o Mi DNI. Dicho álbum finalizaba con la canción El mundo se enfrenta a grandes peligros, un título que irónicamente ha acabado por vaticinar parte de la temática del nuevo disco.

Daniel Alonso no solo es la cara visible de Pony Bravo a la hora de cantar y componer, sino que también es el encargado del apartado creativo de la banda. Una deriva sociopolítica incierta inspira algunos de los cortes más potentes del disco, como Casi Nazi o Relax y Rolex, tratándose esta última de una de las mejores composiciones de la banda hasta la fecha, tanto a nivel musical como lírico.

Canciones como Piensa, McFly confirman de manera tragicómica el estado de parálisis del sueño ante el sinsentido y la incertidumbre de lo que se nos avecina. El sueño de la razón produce monstruos y los hombres somos insignificantes ante el universo, pero las penas con pizza y mandanga se hacen más llevaderas.

A lo largo del disco se encuentran algunos de los elementos que han hecho famosa a la banda. A saber: letras surrealistas, parodias de figuras de actualidad, el gusto por una imaginería de serie B y una mezcla de géneros musicales donde confluyen estilos como el funk y la fusión, presentes en temas como Espectro de Jung o La Yerba Mala.

Pero que nadie se lleve a engaño. Lejos de tratarse de un trabajo continuista, Gurú condensa lo mejor de estos años de carrera incorporando a su vez un sonido más novedoso, atmosférico y experimental que sus antecesores. Una amalgama de estilos a caballo entre el dub, el afro funk y el new wave más bailable que maridan sorprendentemente bien y aportan un barniz de frescura al conjunto que es lo que realmente da lustre al disco.

Como ya es tradición en la banda, se ha hecho una versión de algún artista de renombre de nuestro folclore. En esta ocasión le ha tocado a Las Grecas, cuya revisión en el tema Loca Mente pasa por ser uno de los mejores momentos del álbum. Un tema denso y con una cadencia hipnótica que perfectamente podría aparecer en alguna película de David Lynch.

Quizás sea temprano para hablar de Gurú como el mejor trabajo en la carrera de Pony Bravo, pero desde luego es el álbum con el que los sevillanos han sabido sacar mejor partido a su música y el que definitivamente los pone en el lugar que les corresponde, junto a los grandes.

8.5
8.5
Más de Daniel Sánchez

Tributo benéfico a David Bowie en Barcelona

La muerte de David Bowie quedará grabada para siempre como una de...
Leer más