PEGASVS – PEGASVS

Viaje.Velocidad. Ventanilla abierta. Mullido en el ruido nada te puede hacer daño. Písale más fuerte. Cuidado. Frenazo. Risas. Las luces estroboscópicas de los coches, que pasan en dirección opuesta a nosotros, provocan un reflejo en tu iris que hace que mi autocontrol se frene y el deseo aumente. El sol aún no se ha ido. Tú conduces y yo me dejo llevar. Por tu velocidad narcotizada. Y esa letanía amarga que te envuelve. Brillas para siempre. Te digo, como si fuese lo más obvio que se puede decir. Volantazo. Aceleras. Adelantas por el carril central. Veo por el espejo retrovisor mi vida pasada y la cara del conductor. Saca la navaja y suena de sus labios la melodía del afilador. No haces caso y subes el volumen.
La psicodelia fantasma te abraza. Melodías de atmósferas soleadas y oscuras, hechas con disonancias, voz dulce y ruido, dulce ruido. Se hace de noche y marcas el ritmo con tu cabeza. Empiezas a gritar. Gritas sin sentido. Palabras inconexas. Hilarantes. Gritas todo lo que se te ocurre. Se escucha el eco de tus lamentos en el bosque. Hemos entrado en el bosque y no sé si vamos a salir. Aceleras. Inmortal. Repites varias veces. Inmortal. Al aire. Letra a letra. Y te lo crees. Vives la inmortalidad en tus venas.
Hemos entrado en el bosque y no sé si vamos a salir.El sol de medianoche nos ciega. Tú cierras los ojos y aceleras. Sigues el ritmo y al final de la corriente que nos lleva en este asfalto sin fin, se puede ver el mar. No cedes. Y vas hasta el horizonte. Sobre el horizonte. Aceleras y saltamos sobre las olas. Hemos llegado al fin. Y no te has dado cuenta. Has olvidado lo importante. Y puede que no la vuelvas a ver.
Pegasvs firma su primer viaje. Un viaje que nunca querrías acabar. Como ese libro que tienes entre las manos y te gusta tanto que reprimes leerlo por no acabarlo. Porque no quieres dejar de leer. Eso es lo que he hecho yo con esta reseña. Retrasarla una y otra vez. Retrasar decir que es el mejor disco de debut del año. Que es una joya comparable a debuts como el Super8 de Los Planetas.

Pegasvs parió el 28 de febrero una gran criatura que ha ido creciendo y expandiéndose, hacia diversos conciertos y festivales; y que tiene sus límites allí donde sólo ellos se los quieran imponer. De nombre homónimo, el primer trabajo Pegasvs encuentra su sitio en los sintetizadores, secuenciadores analógicos, teclados, samplers, cajas de ritmo de Sergio y la dulce voz de Luciana (que sirve a veces de contrapunto a la oscuridad de la música). Canciones para dentro y fuera de la pista, bailables, disfrutables en la primera escucha; pero que ganan cuando se dejan reposar en los oídos. Nueve canciones que incluyen: Brillar, Atlántico, El final de la noche, No volverá, La melodía del afilador, Inmortal, Sobre las olas, Hasta el horizonte y Sol de medianoche. Que suponen el encuentro entre el pop, el slow core, la electrónica, el witch house, la canción perfecta, las ambientaciones, el kraut…

Pegasvs da espacio para canciones de estribillo perfecto y también para sonidos más sucios y distorsionados, comparándolos con el kraut de Neu! o con las estructuras y atmósferas de grupos como Stereolab, Broadcast, Suicide o Codeine. Quizás con un toque más surf y ochentero en ocasiones.

Disfruta el viaje.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10