Inicio Discos NOEL GALLAGHER - HIGH FLYING BIRDS

NOEL GALLAGHER – HIGH FLYING BIRDS

Ha vuelto el hermanísimo. El de la boquita de piñón, sí. El que va soltando perlas por doquier y no deja títere con cabeza. El otro 50% Gallagher. El hermano mayor. Vuelve Noel. Y vuelve por todo lo alto con High flying birds. Su nuevo y flamante trabajo en solitario después da la polémica disolución de Oasis y de su divorcio con Liam. Y teníamos ganas de escucharlo, ciertamente. Los fans de la banda de Manchester supongo que querrán tanto al pequeño como al mayor de los Gallagher, es como esa absurda pegunta de ‘¿a quien quieres más, a mamá o a papá?’, pero aquí quien escribe y supongo que algunos más, tendrán a su favorito, a su predilecto. Liam nos ‘encanta’ a su manera, pero es que Noel, es mucho Noel y a nosotros nos tira demasiado el mayor de los hermanos, ¡qué le vamos a hacer!.

Y es que a pesar de que Liam nos fascina con ese aura de ir de vuelta de todo, y nos deja embobados con esa pose de tipo duro, con Noel siempre se nos ha caído la baba. Y si habéis tenido la oportunidad de asistir a algún concierto de Oasis, alguna vez, sabréis que cuando Noel se planta solo en el escenario a cantar algún tema, es difícil no acabar con la piel de gallina y con los ojos humedecidos.

Curiosidad pues, y mucha, teníamos de escuchar el disco de Noel Gallagher en solitario. Se ha hecho de rogar un poco, pero la espera ha valido la pena. Para muestra, la velocidad con la que se han vendido las entradas para el concierto en Madrid el próximo 26 de noviembre en la Riviera, con las entradas más que agotadas desde hace meses. No queda nada. Por ello, el pasado miércoles y dada la demanda, salían a la venta las entradas para la otra gran cita del hermanísimo en nuestro país. Será el 4 de marzo del año próximo en la sala Razzmatazz, en Barcelona. Así que si os creíais que os lo ibais a perder, ya no tenéis excusa. Siguen quedando entradas a la venta, por el momento. Pero no tentéis a la suerte o os quedareis sin poder escuchar en directo las canciones que componen y dan forma a este: High flying birds.

Un disco que contiene diez temas de cuidada producción. Y es que parece que el mayor de los Gallagher haya tardado más, precisamente para cuidar y estudiar al milímetro todo lo que suena y tiene que ver con su disco en solitario. Todo está cuidado. Todo. Como los videoclips de presentación. En cuanto al sonido, el estilo, no se aleja demasiado de la línea marcada ya en Oasis, aunque el propio Gallagher haya afirmado su intención de desmarcarse. Los fans de Oasis se lo agradecemos. Ese sonido nos gusta. Y en este detalle ya intuimos, quizá, un poco, quien llevaba ‘la voz cantante’ en la desaparecida banda de Manchester. También, es obvio, pues la mayoría de temas estaban compuestos por él. Y es que el hermano mayor, por ostentar ese título, el de dar ejemplo al pequeño, igual, quien sabe, que Liam es mucho Liam, tenía más peso en el grupo o fuerza a la hora de aflojar o no la cuerda. Aunque la familia Gallagher es un caso MUY particular y nunca se sabe.

Lo dicho, que sí, que el trabajo de Noel no se aleja demasiado de la estela y el sonido Oasis y nos parece bien. Igual es incluso demasiado continuista e imita fórmulas nada novedosas. Ahí podríamos ponerle un ‘pero’. Nada que ver, con el camino que optó por tomar el pequeño de los hermanos, que se inclinó por sonidos más sesenteros, setenteros y algo ‘retros’, más rockeros, en su proyecto en solitario con su banda (el resto de los componentes de Oasis) Beady Eye. Trabajo, que no llegó a convencer a muchos.

En definitiva, High flying birds nos recuerda a Oasis, pues al inicio de muchas canciones, si no supiéramos que los Oasis se han evaporado en la inmensidad del  desierto musical y que se trata únicamente de Noel, podríamos incluso decir que se trata de la banda de Manchester. Falta, eso sí, la voz característica de Liam, pero el sonido, en general, es muy parecido. Comenzando por el primero de los temas Everybody’s on the Run, que tras un carraspeo comienza solemne y elegante acompañado de instrumentos de viento, veréis que son una constante en el disco. La voz potente, seductora incluso, de Noel no se hace esperar. El estribillo estalla con las cuerdas, cuyo protagonismo es acusado, y las percusiones, te envuelven haciendo que te apetezca  escucharlo a todo volumen. Una bienvenida perfecta que destapa esta ‘caja de Pandora’ y que desvela, un poco, lo que vendrá a continuación. Y es que tras Everybody’s on the Run y un, ‘one, two, one two three…’ introductorio, en un segundo plano y de la voz de Noel, arranca la guitarra de Dream on. Que no es más que un grito al amor, una llamada. Y un tema potente y pegajoso que termina con unas trompetas que dejan el tema bien arriba.

¿Y si tuviera una pistola… que haría Noel Gallagher? Eso lo tendréis que descubrir en la canción siguiente que es, en sus primeros acordes, una canción totalmente Oasis. Una de esas preciosas baladas, clásicas, que tan bien le quedan al hermano Gallagher. De aquellas que arrancan hacia la mitad, sin dejar de ser intimas y románticas. Luego, nos topamos con el HIT que ha sido elegido como single de presentación del disco: The Death of you and me, en el que Noel se deja arropar por una ORQUESTA donde destacan las percusiones y, sobre todo, los vientos. ¡Os avisamos!. (I wanna live in a dream in mine) Record machine, le sigue y comienza con el sonido de niños jugando, los encontrareis también al final. Ellos son los encargados de dar paso a la guitarra y la voz de Noel, en un tema muy Oasis también, de los que van creciendo a medida que avanza. AKA…What a life! es el primero de los ‘Akas’. Encontraréis otro. Este es de los que se enganchan. Más eléctrico y potente. Diferente del resto, quizá por eso nos gusta más. Por esa singularidad. Como energía tiene el tema que le sigue, de titulo peculiar: Soldier boys and Jesus freaks. Tema que realmente es como una ‘marcha militar’. Un tema contundente y con fuerza. El otro AKA también es uno de los temas que suenan y recuerdan a la resquebrajada banda de Manchester. AKA…Broken Arrow. Es un buen tema. Potente y contagioso. Agradable y poderoso a la vez, que apetece escuchar en bucle.

Y ya llegamos al final. Noel ha escogido para despedirse (Stranded on) The Wrong Beach. Un tema que comienza sincopado. Que se prepara para estallar hacia la mitad. Pero no es una gran explosión. Es un estallido contenido y placentero de un tema que entra suave al paladar a pesar de tener unos cuantos ‘grados’. Un buen tema para despedirse por todo lo alto, que termina con el susurro de unas olas en la playa. Uno de los temas que nos gustan y mucho de este disco. Y tras las olas, tras esa calma, llegamos a la guinda del pastel. El ultimo adiós es de título sugerente y le va perfecto a este final, ¿veis como el mayor de los Gallagher ha estudiado hasta el último de sus movimientos? El reloj se para, lo hace la música de Noel también con: Stop the clocks. Un tema elegante, tranquilo, de los que envuelven, si los escuchas a toda potencia.

Y así, esos diez temas son consumidos. Casi sin darnos cuenta. Pasan, nos atraviesan de forma agradable y placentera. Vigorosos a veces, algo contundentes, pero sin perder nunca la amabilidad, la suavidad. Como lo es, porqué se impregna en sus temas y a pesar de su ‘boca de piñón’ fuera de los escenarios, Noel Gallagher, que vuelve para demostrar su profesionalidad. Regresa seguro de sí mismo, sin miedo o temor a  nada, ni a los comentarios despectivos de su hermano (eso menos todavía). Detallista, casi perfeccionista hasta el extremo, podríamos intuir, ha elaborado un disco de sonido limpio, ordenado, pulcro. Como esos trabajos de escuela que presentan al profesor algunos alumnos aplicados. De esos que entran por la vista, pues hasta la presentación es brillante. Lo hace, nos lo presenta, suponemos, con la ilusión de convertirse en un ‘pájaro de altos vuelos’. Nada está escogido al azar. Todo está minuciosamente estudiado. Pero permitidme convertirme, por un momento, en ese profesor que recibe un trabajo así. Dejadme que sea de los exigentes, de los que también analizan la progresión de su alumno, trabajo a trabajo. Y es que el disco presentado por Noel no está nada mal. Pero a los alumnos aventajados, recordemos que fue el creador de verdaderos himnos en Oasis, hay que exigirles más. Mucho más. Y este disco a pesar de todo, no brilla como debiera. Debería hacerlo más. Aun así, a pesar de todo, nos morimos de ganas de ver como lo hace el sonar el ‘gran Gallagher’ sobre un escenario.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

¡SÍGUENOS!

10,142FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
11,233SeguidoresSeguir

DESTACADOS

Michael Kiwanuka se hace con el Mercury Prize 2020

Sin duda, el Mercury Prize es uno de los galardones musicales con mayor prestigio y marca tendencia año tras año. En este...

The Shins estrenan “The Great Divide”, su nueva canción y videoclip

The Shins han decidido que era un buen momento para traer algo de alegría a este oscuro año 2020 estrenando una nueva...

Escucha dos nuevas canciones (y un videoclip) de Kevin Morby

Por si con una canción no fuese suficiente, Kevin Morby ha querido regalarnos dos nuevos temas como adelanto de su esperado nuevo...

Ya conocemos la tercera joya de Bruna: Hazlo por mí

Desde que se anunciaron en sociedad con Espantapájaros, hemos seguido muy de cerca todo lo relacionado con este interesantísimo proyecto y es...

NAS – KING´S DISEASE

Abril de 1994, en los humildes bloques de Queensbridge (Nueva York) un rapero de tan sólo 20 años decidió cambiar para siempre...

CONWAY THE MACHINE – FROM KING TO A GOD

2020 ha sido el año elegido por el sello discográfico Griselda para romper todas las barreras del rap underground y expandir su...

COLD WAR KIDS – NEW AGE NORMS 2

Como parte de la trilogía New Age Norms, los californianos vuelven con la segunda entrega, que, en esta ocasión y por primera...

MASTODON – MEDIUM RARITIES

Este Medium Rarities de Mastodon, una compilación de rarezas, en esta era en la que todo está a tiro de click, no deja de ser un merosdivertimentos para el fan completista que necesita poseer físicamente.