martes, octubre 22, 2019

NO AGE – SNARES LIKE A HAIRCUT

Discos NO AGE - SNARES LIKE A HAIRCUT

Me fue recomendado reseñar SLAH de la banda californiana No Age y, a decir verdad nunca había estado frente a su música, o al menos no de forma tan cercana. Su sonido camina entre el Noise Punk, el Dream Pop y el Shoegaze; muy The Fall y muy Pavement en algunos apartes. Su lanzamiento SLAH es una gran muestra de cómo se crea, produce y manufactura música de guitarras, atractiva y de calidad, aún hoy en 2018.

SLAH inicia con un magnífico tema, Cruise Control, enriquecido, además de su excelente sonido, por la nostalgia del sonido de los 90s (Pavement, Mercury Rev, Sonic Youth…) que evoca el noise como una fuerza contundente Vs. el sentir un poco indulgente de la mayoría de música que aparece ahora. Continúa Stuck in the Charger y el sonido se ambienta con ese encantador muro de guitarras shoegaze, impecablemente calibrado y sincronizado con la voz de Randy Randall. Drippy, aunque mucho más fuerte y contundente en cuanto a bits por minuto, mantiene la nostalgia intacta y la memorabilia de la confusión adolescente presente en todo el álbum. Con Send Me, la energía baja un poco y se entra en un pasaje más melódico, sensible y lento; Snares Like A Haircut da un vuelco total al álbum, siendo una gran apuesta de Krautrock y un inmenso acierto experimental.

Luego vuelve a la energía de súbito con Tidal, esta vez con una aura de música Industrial entre los cambios de tono en la voz del cantante. Soft Collar Fad va por la misma línea, evidenciando la gran producción del álbum. Después Popper, Secret Swamp, melódicas y contagiosas. Ya a estas alturas el sonido se ha hecho familiar. Casi finalizando suena Third Grave Rave, una ingeniosa alusión a lo que sería una fiesta para un grupo de outsiders, adornado por un sonido de sax al fondo. Squashed que me recordó un poco el sonido de Deerhunter sin sonar a calco. Para cerrar Primitive Plus, que es una experimentación dadaísta que es un preámbulo a un despliegue de guitarras fuertes que luego se van conjugando a medida que avanza la canción, completa y bellamente acoplados durante el resto de la misma.

No Age fue una gran sorpresa para mí, me alegró mucho haber hecho esta reseña porque descubrí una banda con un sonido muy bien argumentado, fuerte, melódico y contundente, todo esto expuesto en Sanres Like A Haircut. Este es un álbum que va a dar mucho de qué hablar este año. Su sonido, además, referencia una de las más innovadoras épocas del sonido de guitarra (Shoegaze), abarcando influencias desde Husker Du, pasando por Jesus and Mary Chain hasta bandas recientes como Deerhunter o The Horrors en sus primeros álbumes. Desofortunadamente el album no esta en Spotify, sin embargo, acá os dejamos con el video promocional y con el link para escucharlo en Apple Music