NIÑOS MUTANTES – DIEZ&MEDIO

Niños Mutantes. Diez&Medio

Tras una portada elegante con cierto aroma vintage, se agrupan las nuevas canciones de Niños Mutantes. Cuatro temas que vienen a suceder a su último larga duración, Diez, editado hace unos meses y que sirve como acertado epílogo de dicho álbum.

El concepto e intención de Diez&Medio es claro, continuar el camino marcado por su antecesor y dando un paso más en la línea creativa del grupo. Para ello, los granadinos han vuelto a juntarse en el mismo lugar (La Casa Estudio de Albañuelas) y bajo la misma producción (César Vudú y Abraham Boba), con la que registraron Diez, manteniendo así el espíritu de esos días y recuperando las sensaciones que tuvieron en dicha grabación.

La búsqueda progresiva

El EP que nos ocupa arranca con Sin pensar, canción totalmente nueva que, a tenor de las reacciones y el recibimiento que está teniendo, parece que se va a convertir en un inminente clásico dentro del repertorio de Niños Mutantes. Estilísticamente ligada algunos de sus mayores éxitos, se trata de una redonda pieza de pop que adquiere una dinámica tal que hace que se contagie el optimismo que irradia.

Segunda oración del desierto ya desde el título, se muestra como una especie de guiño a Surfin’ Bichos, referente claro en los inicios de Niños Mutantes. Arranca con unas sugerentes atmósferas originadas por el teclado y la guitarra, instrumentación que lleva el peso fundamental en todo el desarrollo del tema y que da una pequeña vuelta de tuerca a lo que nos tenían acostumbrados Juan Alberto Martínez y los suyos.

Diez&Medio se cierra con No pude llegar a tiempo (dejamos para el final el comentario del corte 3), canción que se quedó fuera de Diez pero que han aprovechado ahora para publicar. Puede que sea lo más diferente que podemos encontrar con respecto a lo que nos tenían acostumbrados sus creadores hasta el momento, pero igual esa razón hace que se convierta en algo realmente interesante. Una pieza más experimental que el resto y que, quién sabe, puede estar marcando un camino distinto por el que seguir a partir de ahora, más atractivo aún si cabe.

El homenaje:

La sorpresa llega en el tercero de los cortes, con una versión de A galopar, poema de Rafael Alberti que musicó Paco Ibáñez en 1969 en su disco en directo grabado en el Olympia de París. En esta canción se juntan varias de las inquietudes de Juan Alberto. Por un lado su admiración y sentido homenaje a estos dos gigantes de la cultura de nuestro país; por otro, su inclinación política y la nostalgia de un tiempo en el que la lucha por la libertad de expresión estaba a la orden del día. Una época en la que canciones y artistas como los que honra con A galopar, se convirtieron en la voz de muchos y cuyas reivindicaciones parecen estar hoy más vigentes que nunca.

Como hemos visto y, según escuchamos en orden Diez&Medio, estos cuatro temas parecen dar un pequeño salto cualitativo en la carrera del grupo, una pequeña declaración de intenciones y una manera de poner sobre la mesa las pautas que marcarán sus siguientes composiciones. Ojalá las intenciones de este EP no se queden solo en eso, porque las sensaciones de que Niños Mutantes aún tienen mucho por descubrir son más excitantes que nunca.

8
8
Más de Javier Decimavilla

10 años de “Un día en el mundo” de Vetusta Morla

Hace 10 años que el devenir de la música independiente de este...
Leer más