MIKE SHINODA – POST TRAUMATIC

Pocas terapias pueden existir mejores que la música cuando uno está atravesando momentos difíciles. Buena muestra de ello es Mike Shinoda, quien ha recurrido a ella para mitigar y canalizar el dolor del adiós de Chester Bennington.

El multinstrumentista nos regala un disco compuesto por 16 temas en los que va pasando por el doloroso proceso del duelo. Un álbum en el que el espíritu del cantante está presente en cada rincón. Preparaos para escuchar algo diferente porque, como ya dijo el propio artista: “Esto no es Linkin Park, soy sencillamente yo”.

La suave Place to Start, con mensajes grabados de personas cercanas, nos introduce en esta batalla contra los demonios internos de la vida sin Chester. Con ella da paso a Over Again y ese estribillo “Sometimes, sometimes you don’t say goodbye once. You say goodbye over and over and over again” que deja claro el camino del disco. En Watching As I Fall, Shinoda rapea con rabia y esa es en gran parte la línea que llevan las partes recitadas en el disco: ganas de sacar todo fuera.

Resulta curiosa la masterización y el sonido que saca a Nothing Makes Sense Anymore y da la sensación de ser una canción que puede dar mucho juego en directo. En About You llega la primera colaboración del disco (con Blackbear) y una frase que parece un claro guiño a AC/DC“Get it cracking Back in Black until you have ’em Thunderstruck”.

La instrumental Brooding marca un cambio de fase. Esta sensación de nueva etapa se refuerza con Promises I Can’t Keep desde la introducción y se confirma con Crossing a Line, la canción del disco que antes se quedará en tu cabeza.

Es complicado decir esto con la línea lírica del disco pero, realmente, Hold It Together es un tema incluso bailable y que se sale bastante del estilo general de la mayoría de las canciones. Ghosts tiene uno de los mejores estribillos de esta obra, si no el mejor. Make It Up as I Go cuenta con la voz de K.Flay. La artista realmente brilla con luz propia y le da un toque muy diferenciador al tema, sin duda la mejor colaboración del disco.

Lift Off encara la recta final y cuenta con la colaboración de Chino Moreno (dando un toque Deftones que siempre es de agradecer) y Machine Gun Kelly. En I.O.U., Shinoda coquetea con otros estilos de rap. Grandson pone su voz en Running From My Shadow, en una parte acompañada de guitarra bastante delirante pero que a decir verdad deja buen sabor de boca.

World’s on Fire  prepara la despedida y Can’t Hear You Now completa un trabajo que, sin duda, deja ganas de ver una segunda parte. Es de agradecer además, que en los tiempos que corren, el álbum tenga tantos temas y que mantenga un listón bastante alto en gran parte de él. Llama también la atención la espectacular fusión de estilos que el músico ha conseguido aunar a lo largo de estas 16 canciones.

En definitiva, Shinoda ha sido capaz de elaborar un disco de un momento realmente duro. De noches sin dormir, de dolor y de rabia. Hasta en momentos incluso ronda un sentimiento de culpa. Detrás de todo, deja un halo de esperanza. Estas canciones no solo le ayudan a él, sino a los fans de Linkin Park.

Ha sido capaz de dotar con estribillos de melodías dulces a un proceso tan amargo y de dejar el listón de su capacidad para rapear a cotas verdaderamente altas. Mike sigue adelante, con esa noble sonrisa que lo caracteriza. Tratando de pegar los pedazos rotos. Porque al final, de eso trata la vida, de seguir luchando.

7
7
Más de Javier Martínez

10 Cosas Que Posiblemente No Sabías Sobre… Sidonie

Sidonie llevan más de 20 años en la carretera. Son pintorescos, son...
Leer más