MIGHTY OAKS – ALL THINGS GO

Aun con su formación de chiste —un estadounidense, un británico y un italiano con sede en Berlín—, Mighty Oaks ha firmemente encontrado su sonido con este nuevo elepé y, por si fuera poco, no se han conformado con él y han decidido hábilmente darle una vuelta y traer algo más. Hace poco la banda expresó que habían liberado las ataduras que se impusieron en sus dos primeros trabajos, Howl (2014) y Dreamers (2017), para este nuevo álbum. «Por qué conformarse con un cajón si podemos tener todo el armario»: así explicaron su apertura hacia un mayor abanico de sonidos en este All Things Go (2020).

El resultado son once pistas dedicadas a despedidas recientes, para aquellos que aún tienen astillas clavadas, para los que quieren avanzar. «La muerte es trama recurrente en nuestra música», declaraba el vocalista Ian Hooper. El tema de apertura es el homónimo y «va sobre dejar ir». Hooper dice ser consciente de que a veces sucede antes de lo deseado y no por ello la pérdida es injusta, sino que así es la vida. El disco en su totalidad combina el «folk artesanal» que los dio a conocer y plantea una ligera desviación de estilo que llega cálida y natural. Al soporte original se le suman elementos pop y electrónicos que favorecen las melodías instrumentales y las armonías vocales.

El, ya mencionado, tema principal es All Things Go. Aceptar lo transitorio con una nostalgia que aprecia lo perdido, lo gratifica, comprende y acepta desde un punto de vista sincero. «Todas las cosas se van, es parte de la vida, adiós». Unas veces se pierde y otras se deja atrás. Aun con este aparente ambiente, los Mighty Oaks transmiten en su letra una salida hacia un futuro novedoso, un horizonte al que se puede avanzar.

La nostalgia se entremezcla con la esperanza a lo largo del tracklist. I Need You Now y Tell Me What You’re Thinking se desesperan por saber lo que otra persona está pensando y Hooper entona su lamento y frustración en crescendo. Mientras que Forget Tomorrow se intenta convencer de un agujero negro, Lost Again rescata el sonido folk de origen en la banda. Se nota que tuvieron una época allí pues se notan cómodos en sus raíces y saben hacerse sonar sin desentonar en el nuevo ambiente diseñado para este trabajo. Nikolai Potthoff fue el encargado de la producción y el grupo le da un alto valor a su influencia para con el avance musical del proyecto. De hecho, lo han considerado el cuarto miembro de la banda durante la creación del LP.

Similar a la anterior nombrada es Aileen, el sexto corte. Sentirse perdido ya no es el tema principal sino perder lo amado y reubicar en el presente los sentimientos. What You Got apuesta por un coro brillante como colchón y, siguiendo la línea temática, el argumento planteado del disco, Fly To You podría entenderse como una recaída emocional y Mighty Oaks prefiere intentar aferrarse a los cercanos. Ya asegurados gracias a la confianza en el resto ahora hay que actuar y Light The World On Fire apuesta por cambiar nuestro alrededor y adaptarlo a una nueva realidad para impulsarnos hacia el futuro.

All Things Go no es un largo conceptual per se, pero sí que tiene un enfoque particular y una línea temática que sigue para mostrar la superación al oyente, un público que habrá de reescucharlo para apreciar toda la experiencia. Su aparente simplicidad cubre más de media hora de planteamientos más profundos de lo aparente. El broche es Kids. Hay quien dice que no es el cierre esperando tras la escucha continuada en orden, pero es adecuado y pretende revelar lo que hay alrededor aun con un nudo mental en la cabeza. Un final pausado, descrito por algunos como en susurro, que deja una pregunta abierta y las ganas de actuar tras esta sección de «ayuda».

Mama de The Lumineers, con quien comparten gira durante un puñado de shows, e incorpora novedad con un buen planteamiento y un refinado resultado. Un bello folk-rock en el que ellos mismos se han conseguido liberar y fluir con aparente comodidad.