MANEL – 10 MILLES PER VEURE UNA BONA ARMADURA

MANEL - 10 MILLES PER VEURE UNA BONA ARMADURACuando en noviembre de 2008 Manel irrumpió en la escena musical catalana con su disco de presentación Els millors professors europeus, todavía no teníamos ni la más remota idea de todo lo que estaba por venir. Ni ellos, ni nosotros. Pero se erigieron como los niños promesa de una nueva generación catalana de músicos pop. Letras cuidadísimas, melodías trabajadas y directos que se llenaban con una facilidad abrumadora. Creo que toda mi generación respiró feliz. Lejos quedaban los tiempos en que se subvencionaban proyectos musicales de poca calidad, simplemente por ser en catalán.

Con aquel primer trabajo, se metieron en el bolsillo a la crítica: consiguieron premios, los medios se volcaron. Pero lograron lo más importante, enamorar a su público. De repente, Manel dejó de ser un grupo de música para ser un fenómeno. Sus videos y canciones invadieron las redes sociales. Todo el mundo celebraba la llegada del calor con su tema Al mar.

Después de una larga gira por toda Cataluña, Madrid, Buenos Aires y Londres, clausuraron su primera tournée y se pusieron a componer su segundo trabajo, 10 milles per veure una bona armadura. Pocos días después de su publicación, se convertía en número 1 de la Lista Oficial de Ventas con más de 10.000 copias vendidas en toda España. Creo que es de recibo felicitarles doblemente, por ser el primer disco de pop en catalán que consigue esta meta y por lograrlo en estos tiempos en que se dice que ya nadie compra discos.

10 milles per veure una bona armadura es un disco cortito, apenas llega a los 45 minutos. Pero no necesitan ni más canciones ni más minutos para lograr intensidad y empatía a raudales con su público. 10 temas que recorren costumbrismos urbanos y verdades colectivas. Su pop medido, a ratos teñido de folk, nos convence tal como llega.

Manel parece que ha crecido. Sus miembros se han hecho algo mayores (como nosotros) y nos cuentan algunas intimidades con ternura exquisita. Reproches a la falta de valentía en La flor groga, historias que terminan en El gran salt y otros amores que, en cambio, no van a morir nunca en Criticarem les noves modes de pentinats. Pero no puedo dejar de citar en esta crónica la que para mí es la perla del disco, Benvolgut, primer tema del álbum.

Iniciaron gira oficialmente en Reus la semana pasada aunque, un par de días antes, anunciaron un concierto sorpresa en Salamandra (L’Hospitalet), que presentaron como un gran ensayo general. En esa primera oficiosa puesta en escena, nos dimos cuenta de que, como decíamos antes, los chicos han crecido y, como el buen vino, adquieren sabor: son exigentes con su directo (sobre todo cuando hacía más de un año que no pisaban escenario) y aspiran a la excelencia. Seguid su pista y, en cuanto anuncien fechas nuevas, sacad entradas, porque todo se agota con infinita rapidez.

Para terminar, pedir encarecidamente un concierto (de final de gira, si queréis), donde podamos verles en acción con todos los músicos que participaron en la grabación del disco. Nos encantaría llenar el Liceu (como hicimos en su día con Antonia Font) para escuchar a Guillem cantar junto a los vientos y las cuerdas intensas que pueblan su trabajo.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8.5/10

Escrito por
Más de Mireia Mora

Aias anuncian su separación por un tiempo “indeterminado”

El trío barcelonés Aias ha hecho público, a través de la web...
Leer más