LOS PUNSETES – ANIQUILACIÓN

Discos LOS PUNSETES - ANIQUILACIÓN

Habrá quien a estas alturas del año ya echará en falta un disco de Los Punsetes y la banda madrileña ha confirmado su racha con ‘Aniquilación’, su quinto largo en quince años. Este álbum es el primero con el grupo a la cabeza de la producción lo que, según cuentan ellos mismos, lo ha caracterizado con un sonido más natural y similar al directo. Es, además, su debut en hacerlo “del tirón” y con la ayuda de Paco Loco (Nacho Vegas, Hinds, Bunbury, Mikel Erentxun) en la grabación.

Entre un pop ochentero y un punk que les nace espontáneamente, Los Punsetes rompen con la barrera comercial y estereotipada que separa el “indie” del “mainstream” creando una armonía cargada de genialidad con el humor por bandera. Atrás queda su ‘Opinión de Mierda’ (2014) mas la temática de este trabajo no desentona para nada con lo esperado. Si bien podría hacerse una diferenciación entre las canciones de este LP de carácter más social e impactantes a lo ajeno frente a otras dedicadas a la autocrítica, la línea, de nuevo, es más bien difusa y el denominador común sí es claro, la sátira en letras ácidas.

Tras una introducción de sintetizador, ‘Aniquilación’ abre diciendo: “Así son los seres humanos”. La primera canción de este trabajo describe a la sociedad como un conjunto de huesos y agua con “extrañas ideas como el amor”. “Seres Humanos” irrumpe dentro de esa categoría más existencialista y analítica y queda dividida por una parte cantada bastante opuesta a un final instrumental acelerado. Una caótica vorágine que cierra esta presentación. Bajo la misma línea temática, el sencillo “Vas Hablando Mal de Mí” deja perlas líricas como: “sé que lo que quieres es que vuelva a hacerte caso y sé que lo que te duele es que ya sabes que paso”. Letras repetidas una y otra vez que ponen en jaque la opinión de los demás, esa crítica indiscriminada y creída por la masa. Sentenciando al mundo así: “has perdido tus poderes, no puedes hacerme daño”, la vocalista Ariadna Paniagua proclama un mensaje de ignorar el “qué dirán”, una oda al empoderamiento propio frente al bullicio ajeno.

La tercera pista forma parte de una subcategoría dentro de esa sección dedicada a la autocrítica en la docena de canciones. Al dinero le han dedicado tres concretamente y “Oro” es la primera. Una vez más, la etiqueta se vuelve difusa y la banda reconoce que la han cagado, sus temas “son una mierda, ojalá se pierdan”. Mas es curioso como el nombre de ésta brilla, pues dan al público el poder de dar la vuelta a su mierda y convertirla en oro. Y aunque suene redundante decir que la opinión es subjetiva, es el criterio del resto el que, a veces, define los resultados propios.

“Idiota” inaugura el disperso bloque de lo personal asumiendo que “con lo tonta que es la gente y la de gente que va de guay, lo más prudente es aceptar que a lo mejor soy idiota”. Una mirada crítica con la que pretendían lanzar un sencillo más oscuro, más raro y en el que ellos mismo se pusieran en duda desde la “honestidad”. Por el contrario, “Miguel de Molinos” es uno de los dos bichos raros de este trabajo. Es cierto que hace referencia al místico y teólogo personaje del siglo XVII que quisieron rescatar de una capa de polvo que sus semejantes Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz no recibieron. Comienza de manera progresiva gracias a un colchón de sintetizador y un bajo muy simplificado creando un ambiente roto cuando entra el completo de la banda. “La renuncia es el camino hacia la gracia, nada hay más hermoso que la nada”. Este mantra de De Molinos fue clave para dar nombre al álbum tras una elección más fortuita que democrática ya que, en su guía espiritual, proponía acercarse a Dios mediante la aniquilación personal. Tras una repetitiva letra, cierra la pista de más de cinco minutos quedándose algo descolgada de las demás pues es autoconclusiva y parece ser más un sencillo suelto que parte de un proyecto premeditado.

“Dinero 2” forma parte de esa escisión ya mencionada y habla de esa obsesión que tienen algunas personas por querer más aun habiendo cobrado recientemente o incluso el ansia por quemar un dinero a punto de llegar. Los Punsetes dibujan una expresión con símbolos del dólar en los ojos y catalogan como “podrido por ello” al protagonista de la canción. No es la continuación del “Dinero” de 2010, pero sí que forma parte del puñado leitmotívico de su carrera. Algo similar ocurre con “Atraco Perfecto”, que encabalga la segunda mitad del disco.

Volviendo al análisis social, “Una Persona Sospechosa” resume la concepción social de “salirse del tiesto”, ese momento en el todos piden cerveza y alguien una tónica. En una entrevista la banda contaba que “antes la gente era más anónima, ahora cualquier persona esta expuesta a que otra que no conoce la critique o quiera quedar por encima”. Mentir sobre masturbación y alcohol desmedido son sólo un par de cosas que hacen pensar a Ariadna que “no eres de fiar, si no haces algo mal”. Esa búsqueda por encontrar los defectos del resto para “humanizarlos” o, en su defecto, criticarlos por la propia satisfacción.

Un brochazo divertido similar a “Ella Nunca Me Aceptó en Facebook”, que pretende satirizar las amistades virtuales y reflejar la estúpida frustración tras el “rechazo” en una red social. Entre medias, se cuela “Lo Dejo” quien, frente a un espejo, ya no ve su reflejo y dicta “debe ser que no soy yo”. Y entre la autocrítica y el despliegue de realidad social pendula “La Gran Bestia”, canción que pudo ser un buen broche final. Convencerse a uno mismo de estar por encima de los demás y, frente a tal aparente seguridad, enseñar el miedo al cambio que lleva a hacer “todas las mañanas el mismo ritual para que permanezca todo igual”. El miedo a bajarse de un podio autoimpuesto bajo una pátina de parodia con versos tan directos como: “aunque vosotros no me la deis, siempre tengo razón”.

“Estela Plateada” es ese final mal escogido, pista que como “Miguel de Molinos” no se nota en sintonía con el resto y que, aun durando más de cinco minutos y medio, pasa sin pena ni gloria y con un final no tan cerrado como el de su predecesora. Su larga cola instrumental y su letra reflexiva no destacan al nivel de las demás y eso pesa en el conjunto. A veces pop, a veces punk… y por lo general un híbrido en sonido, temática y calidad hacen de ‘Aniquilación’ un gran trabajo con letras breves, pero memorables; canciones divertidas y verdades como puños. Una realidad propia y ajena enfrentada entre sátira y realidad pura y directa que dan a esta banda madrileña un buen motivo para seguir su camino en la música.

Información sobre Los Punsetes

Inspirado en bandas de los ochenta como Pegamoides o Los Nikis, Los Punsetes es un grupo de indie pop español formado en Madrid en 2004. Tras grabar un par de maquetas, en 2008 editan por sus propios medios el álbum debut Los Punsetes, obteniendo el reconocimiento de la crítica por su sonido potente y oscuro, sus letras crudas e irónicas y la voz y los curiosos atuendos de la cantante Ariadna. El grupo fue acumulando tanto admiradores como detractores debido a su actitud provocadora, refinada en los subsiguientes LP2 (2010), Una montaña es una montaña (2012) y LPIV (2014). Viva!, el quinto disco de Los Punsetes, llegó en 2017.

Discografía de Los Punsetes

¡Viva! (2017)

LPIV (2014)

Una montaña es una montaña (2012)

LP2 (2010)

LP1 (2008)

Conciertos de Los Punsetes

Videoclips de Los Punsetes