LA BIEN QUERIDA – FIESTA

LA BIEN QUERIDA - FIESTAAprovechando la salida del single en vinilo de color rojo de La Bien Querida quiero hablar un poco sobre Fiesta, su último disco. La bilbaína Ana Fernández-Villaverde ya tenía sus seguidores cuando empezaba en Myspace. La transformación que sufrieron aquellas primeras canciones al convertirse en un disco hizo que algunos se perdieran por el camino pero, aún así, Romancero acabó siendo uno de los discos del 2009 con varios premios que así lo acreditan. Un éxito como el suyo con un álbum debut se traduce después en presión para el artista y altas expectativas para el público, que espera con ansias el segundo trabajo.

En Fiesta, La Bien Querida ha querido apostar sobre seguro y ha vuelto a contar con la producción de David Rodríguez para vestir sus temas pero eso no quiere decir que repita fórmula. Con este segundo trabajo la cantante da un paso más y confirma que lo suyo no es flor de un día. J de Los Planetas la ha animado a componer y Sr Chinarro le ha dado seguridad a la hora de subirse a un escenario. La madurez es palpable y la evolución entre ambos discos es lógica.

Fiesta es un fiel reflejo de su título, una fiesta musical en la que Ana lleva la voz cantante. Las palmas flamencas abren el álbum con Noviembre. Los aires mozárabes de Hoy, el primer single, son cosa de Mohamed Soulimane. Temas como Queridos tamarindos o La muralla china nos muestran el lado más alegre de La Bien Querida, que también lo tiene, aunque algunos la tachen de aburrida. Sentido común me parece la canción más desnuda del disco. En Lunes de Pascua se destapa una ranchera a ritmo de vals y con Monte de piedad ya tenemos banda sonora para la Semana Santa. Hay mucha musicalidad en Fiesta, a veces podría parecer que demasiada. Pero no está mal ese acercamiento a lo eléctrico que deja de lado el formato acústico que tan bien se le da.

En cuanto a las letras, están más trabajadas, aunque La Bien Querida nos sigue hablando de amor con esa voz suave tan suya. Es de las que convierte en preciosos los instantes más cotidianos, una habilidad que me recuerda a los desaparecidos Family, por ejemplo. Eso sí, ahora parece que Ana ha sacado su carácter. No hay más que echar un vistazo a la letra de Me quedo por aquí, uno de los grandes temas del álbum: “Quiero decir que por fin digo lo que me viene en gana, hago lo que me da la gana”. Y Piensa como yo tampoco se queda atrás: “No voy a darte la razón aunque sé que a veces la mereces más que nadie. ¿Por qué no me haces un favor y tomas una decisión, así no pierdo más el tiempo?”. Toda una declaración de intenciones.

El problema que le veo a todo esto, siempre según mi humilde opinión, es que esta evolución musical y literaria no termina de llegar a la voz. Echo de menos un poco de riesgo a nivel vocal. Entiendo que ese es el sonido que hace que la música de La Bien Querida sea tan característica y que lo mismo se podría decir de otros artistas, pero a veces me da la sensación de estar escuchando la misma canción una y otra vez. Aún así, el disco va ganando con las escuchas y al final siempre hay alguna canción que se acaba pegando.

Por cierto, el vinilo del que hablaba al principio incluye dos temas inéditos, Diferente y No es terrestre, además del nuevo single, Queridos tamarindos. La portada es un collage de la propia Ana, homenaje al Boys don’t cry de The Cure, en el que la artista saca a relucir su lado más artístico (por aquello de que antes de dedicarse a la música, lo suyo era la pintura). Si aún no los habéis escuchado no tenéis más que entrar en Deezer. Son las dos piezas que completan el puzzle de Fiesta.

NOTA CRAZYMINDS: 7.5/10

Escrito por
Más de Silvia Tinoco

Brian Wilson (Beach Boys) trabaja en un nuevo disco en solitario

Brian Wilson ha anunciado que está trabajando en un nuevo álbum en...
Leer más