KIDS OF 88 – SUGARPILLS

KIDS OF 88 - SUGARPILLSSi interpretamos el nombre del dúo como una definición de quiénes son no iremos muy desencaminados. Estos dos “kiwis” de Nueva Zelanda de apenas 22 años y nacidos en 1988 tienen a su país rendido. Su canción Just a Little Bit ha sido premiada en las antípodas como la mejor canción y el mejor video del año. Pero Nueva Zelanda no es Europa, entonces, ¿por qué esa expectación por Sugarpills?

El álbum empieza fuerte. Ribbons of Light es un viaje psicodélico a lo más profundo de la electrónica y del eclecticismo musical al más puro estilo Ladytron. Fácil entrada. Es entonces cuando aparece la ya mencionada Just a Little Bit, una canción rompedora de caderas y que te obliga como mínimo a levantar el pie y a seguir el ritmo, porque es fresca, rápida y con claras reminiscencias a los inicios más auto enterrados de los belgas Soulwax. Muy cuidada en la forma, pero directa en el fondo. Cotton Mouth y Downtown nos hacen pensar en Goldfrapp, parte de culpa tendrá.

Parece que esto va en serio. Everybody Knows peca de repetitiva y de canto a MGMT pero es entonces cuando My House irrumpe. Un llenapistas, un hit al otro lado del globo que amenaza con llenar las mejores discotecas de Europa y apabullar la red con remixes, confío en que no se quede en eso exclusivamente. Con un ritmo fuerte y tono pegadizo made in The Ting Tings hacen del álbum el momento álgido. Estribillo fácil, voz rota y facilidad de ritmo, gusta de primeras, sí o sí, buscan que bailes.

La segunda parte del álbum entra en una espiral reñida entre Apollo Four Forty y Out Hud. El ritmo baja en Apart of You, que pasa inadvertida por el ritmo frenético precedente, pero que se acaba haciendo un hueco por méritos propios, y se agradece, es chill de mucha calidad, seguida de San Fran, bien elaborada pero bastante groove. Acaban con Feed the Birds, con protagonismo de sintetizador y SQRL, que aumenta de revoluciones hasta un intento de final digno. Aquí pecan de ingenuidad, pero el buen sabor de boca de esta “dulce píldora” es difícil de quitar a estas alturas. Estos dos chicos se compenetran (amigos desde el milenio pasado), y nos hacen pensar que la apuesta de Sony por ellos no es un suicidio.

En definitiva, no inventan nada nuevo, Cut Copy ya estaban antes y Talking Heads más aún, pero lo hacen bien y eso es importante, les gusta y no tienen reparos en mostrarlo. Tienen una estética muy trabajada en sus videos con protagonismo femenino, y con introducción de 3D incluso, es decir, puro marketing. Se suman al carro de jóvenes amantes del electropop con ganas de revival de los 80 como Locnville o La Roux. Esperemos que estos niños sigan creciendo…

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10

Escrito por
Más de Carlos Morán

Billy Corgan, de The Smashing Pumpkins, quiere escribir canciones para Broadway

Billy Corgan, líder de The Smashing Pumpkins, tiene en mente desde hace...
Leer más