JOHNNY CASH – OUT AMONG THE STARS

JOHNNY CASH - OUT AMONGST THE STARS

Resulta que Cash todavía no ha sido exprimido del todo. A diez años ya de su fallecimiento, su figura musical sigue imponente y las entregas discográficas se han ido sucediendo casi más rápido que cuando estaba en vida. Un milagro digno de estudio. Ahora comparece con un disco inédito, brillante, fresco como una lechuga ¡fechado entre 1981 y 1984! Out Among The Stars volverá a enriquecer el espíritu de sus seguidores –generaciones y generaciones de todo el  mundo que han descubierto que el folk americano es mucho más que unas botas tejanas y un tipo haciendo gorgoritos con un banjo entre las manos- que, seguramente, no tendrán mucho material de él de aquellos años.

Los 80 pueden considerarse la travesía del desierto de Cash. La perspectiva del tiempo siempre deforma los recuerdos. Hoy, Johnny Cash es un tótem, un santón de la música americana que recorre los estantes de todo tipo de discotecas con prácticamente un centenar de trabajos discográficos acreditados. Ha desbordado estilos y modas, ha sido banda sonora de spots publicitarios a nivel planetario, tiene biopics en cualquier formato que queramos y su etapa final en American Recordings iniciada a mediados de los noventa lo catapultó de forma espectacular por encima del género musical del country que, evidentemente, le constreñía porque Cash es el nexo de unión entre Elvis Presley y Bob Dylan, una especie de nudo gordiano entre el rockandroll y el folk.

Decíamos que la perspectiva  del tiempo traiciona los hechos. Y Cash grabó una serie de canciones a principios de los años ochenta que Columbia –tan tranquilamente- rechazó. Y a otra cosa. Su hijo, John Carter Cash, ha explicado que las cintas de Out Among The Stars aparecieron hace unos meses en el hogar paterno casi por casualidad y –sorpresas te da la vida- en 2014 podemos disfrutar de un flamante eslabón perdido de la discografía del Hombre de Negro, nada de recopilación de descartes, tomas en directo, versiones alternativas, y otras añagazas que han ido salpicando constantemente las referencias con el nombre Cash estampado en las portadas. Lo mejor de todo, que lo edita la disquera que lo rechazó: Columbia/Legacy (actualmente en manos de Sony). ¿Alguien puede explicarlo sin que parezca un gag de los Hermanos Marx?

Como álbum perdido es un tesoro. Cash regresa para decirnos que hace 30 años también tenía grandes canciones y que su retirada temporal a los cuarteles de invierno -así se puede interpretar su colaboración con The Highwaymen al lado de Kris Kristofferson, Willie Nelson y Waylon Jennings con los que hizo cooperativa para superar los malos tiempos- fue más bien forzada. Según detalla ahora la discográfica, los temas que componen Out Among The Stars fueron originalmente grabados en Nashville, en los Estudios Columbia en 1981 y 1111 Sound Studios en 1984. A los controles técnicos tenía Cash sentado a Billy Sherrill, el arquitecto del sonido “countrypolitan” encargado del departamento de A & R de CBS Records en Nashville en ese momento, encargado de convertir en mainstream todo lo que salía del estudio y, pese a todo, finalmente las sesiones fueron arrumbadas.

En la grabación de estas canciones – que incluyen duetos con su esposa June Carter Cash y con Waylon JenningsJohnny Cash trabajó junto a un joven Marty Stuart a la guitarra y la mandolina y grandes músicos de sesión de Nashville. En el disco conviven el Cash tradicional (Call Your Mother), el pionero del rockabilly (Baby Ride Easy) y del rockandroll (I’m Moving On) y el feligrés pecador (I Came to Believe). Incluso tenemos el Cash que floreció en los noventa con American Recordings (She Used to Love Me a Lot’), pieza que tímidamente también intenta adaptarse al gusto de los ochenta. Y, de hecho, hay dos buenísimas versiones de She Used to Love Me a Lot recogidas en el álbum. Personalmente, me decanto por la más arriesgada, la que incorpora ecos del sonido ‘dub’, guitarras al revés y coros fantasmagóricos y que fue remezclada por Elvis Costello.

When the man comes around

Escúchalo aquí:

 

 

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!