miércoles, febrero 19, 2020

Jane Joyd – Shy Little Jane Presents: So Lost In His Bleak Winter Landscape

Discos Jane Joyd - Shy Little Jane Presents: So Lost In...

Después de su primer EP, The Dramatic Tale Of Her Animals, un disco cuya corta duración era inversamente proporcional a su poder y a su calidad técnica, Jane Joyd ahora regresa con Shy Little Jane Presents: So Lost In His Bleak Winter Landscape y apuesta otra vez por el formato breve.

 

Se deja llevar por paisajes invernales y solitarios, pero la joven aragonesa se encarga de arrojar luz y demostrarnos nuevamente de lo que es capaz.

 

El disco abre con Landscape nº1. El primer minuto es la introducción en el que el piano y el violín se fusionan con la voz de Elba, creando un tema lleno de matices, lento y sombrío pero con una gran intensidad sonora.

 

Landscape nº2 sigue el corte del primero, sin demostrar mucho más. Es como si a Elba no se le cansara la voz y la interpretación que hace en los dos minutos finales es maravillosa, sin fisuras y creando una atmosfera relajante. A veces da la sensación de que intenta escarparse de los instrumentos sobrevolándolos con su voz, pero a los pocos segundos vuelve con ellos y crean dulces armonías. Se aprecia en cada canción cómo se une a ella, la voz crea un paisaje musical y nos cuenta una historia que la hace suya.

 

Nowhere es la tercera e instrumental que hace de intro con el sonido característico del triángulo. Es relajante, pausada y transmite calma antes de la marea. Eso es lo que pasa con el cuarto corte, Landscape nº4, que deja de lado el sintetizador en su principio lleno de fuerza.

 

Por unos segundos, sólo el piano se escucha haciendo descender la intensidad del tema, pero poco después ella irrumpe para hipnotizarnos con su energética voz sin desfallecer ni por un momento.

 

Llegamos al final de este viaje con Landscape nº5. Como ya he comentado antes, da la sensación de que vive cada canción y el principio de ésta es un claro ejemplo, ya que muestra una voz como si estuviera cansada. Los tambores y una solitaria trompeta dibujan un camino hacia un final que no parece ser uno de los buenos.

 

Cinco canciones, dieciocho minutos de sonoridad espectacular, un disco para disfrutarlo relajadamente, sin sobresaltos y poniendo los cinco sentidos. Una vez más nos vuelven a demostrar que hay grandes músicos en España.

 

 

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7.5/10