JAIN – SOULDIER

El respeto y amor profundo por la diversidad de culturas es una máxima en los proyectos y mensaje de Jain, artista multidisciplinar nacida y crecida en ambientes tan dispares como apasionantes: Toulouse, Congo, Abu Dhabi y París son la fuente indudable de su creación.

Con respecto a su álbum debut, Zanaka, este segundo proyecto de estudio, difiere ligeramente debido a la deriva hacia un sonido más americano en la producción. Es decir, el cómputo general de temas está unido por un envoltorio pop – EDM – trap que acerca el sonido Jain, antaño mucho más único, a una fórmula de FM que quizá esta artista no necesita del todo para sonar en múltiples plataformas, tal como se demostró con los ritmos africanos de Makeba, que sonaron incluso en televisión.

Dejando de lado el, acertado o no, uso de bases instrumentales más o menos americanizadas, Jain ha estado presente en la producción junto con Maxim Nucci, lo cual sigue traduciéndose en ritmos africanos, cuerdas asiáticas, marimba, reggae o guitarras españolas entre otros, que demuestran el peso que sigue teniendo la personalidad creativa de Jain. Está claro que lo que nos gusta de ella, el acercamiento de los sonidos fundamentalmente africanos al pop, sigue predominando en Souldier.

El álbum, que consta de 10 temas, comienza con un tema introductorio de lo que anteriormente decíamos: ritmo sobradamente pegadizo muy reforzado por un estilo indio y mensaje liberador. No para de repetir “I’m on my way”. En Flash (Point-Noire) se entremezclan el ritmo congoleño con voces ragga y todo ello fusionado con un sonido funk orquestado que te deja de piedra. Otro tema bailongo made in Jain.

Con Alright llega el corte más optimista adelanto del disco, cuyo vídeo fue todo un aperitivo digno de banquete musical apoteósico, aunque quizá con un estribillo demasiado repetitivo, (desde luego sus canciones son carne de spot televisivo). Afrobeat digno de prime-time.

De Oh Man destacamos el sonido del sitar, aunque es una de las canciones más prescindibles. Le sigue Inspecta, todo un remake con base trap de la clásica sintonía de Inspector Gadget, serie de dibujos animados de sobras conocida por las generaciones noventeras europeas. Este famoso tema ha sido sampleado en multitud de ocasiones, inclusive por varios raperos, pero nunca con tal acierto.

Dream es quizá el tema en el cual más se luce la voz, con una base instrumental orquestada y apenas beat. Una vez el mensaje se centra en el imaginario de los sueños por cumplir. Y de nuevo el afrobeat junto con un acertado sonido ochentero de las máquinas arcade se complementa en el tema Star: “You want to be a star, but you can’t stand the lights”. Toda una simpática crítica al mundo de la fama sin fundamento.

A falta de tres temas para finalizar el álbum, el reggae perfectamente combinado con una atmósfera electrónica más propia de The Weeknd, Feel It, constituye una de las pocas lentas de todo el álbum, de nuevo invitándonos a sentir, a vivir. Sitares y actitud ragga dan comienzo a Abu Dhabi, un tema cuyos punteos y solos de bajo nos recuerdan quizá a una de las bandas cabecera de este estilo, Asian Dub Foundation. El sonido de directo que tiene este tema es un acierto, sin duda.

Y terminamos nuestro paseo por lo nuevo de Jain con el tema que da título al álbum, Souldier, apelando a la unidad entre todas las comunidades, razas, culturas del mundo. Este tema se gestó tras el horrible ataque a la comunidad LGTB que tuvo lugar en una discoteca de Orlando.

Está claro que Jain es una de las artistas referentes en lo que a creatividad y aportación a las músicas del mundo se refiere, con un mensaje claro, necesario y una actitud y aptitudes sobre escenario y fuera de él que muchos de su generación, (y con más relevancia), quisieran tener.

7
7
Escrito por
Más de Sonia Escudero

ALISON WONDERLAND – AWAKE

Tras un primer álbum de infarto, Run (2015), agotando entradas como cabeza de...
Leer más