INTERPOL – MARAUDER

Año 1973, tras el escándalo de Watergate el Fiscal General Elliot Richardson rechaza las órdenes de Nixon y decide no despedir al Fiscal Especial Archibald Cox, líder en la investigación. Durante su proceso de dimisión, Richardson se aislado en el centro de la escena con la mente tranquila por su acto desinteresado y justo y, bajo tal imagen en blanco y negro, Interpol presenta su sexto trabajo titula Marauder.

Arriesgado y bien trabajado, este nuevo largo del trío neoyorkino da a los seguidores lo que llevaban tiempo esperando, denota innovación y roza por poco el éxito. Ya en el estudio, la banda tuvo que enfrentarse a sentimientos en contra pues sus sesiones eran tan ruidosas que la policía acabó desalojándoles del local prestado por Yeah Yeah Yeahs. Tras componerlo quedó apartado temporalmente, madurando mientras giraban por el mundo por el 15º aniversario de Turn On the Bright Lights.

No muchos apostaban por un sonido tan vivo, con referencias y progreso comparado con álbumes anteriores; y tal mérito supera la capacidad de los tres componentes principales dando protagonismo a un cuarto miembro. David Fridmann, productor de bandas como Mercury Rev, The Flaming Lips, Mogwai o Vetusta Morla, es un amante del sonido directo, de la jam sesion y del empaque y coordinación musical que ofrece la grabación de una banda tocando al unísono. Ese sonido a local de ensayo o concierto ha quedado grabado en cinta, en formato analógico tradicional audible en las trece pistas del trabajo.

Retrotraídos al año 2014, se escucha un Interpol potente firmado como El Pintor, cuatro años más tarde esa fuerza se mantiene, pero oscurecida y cubierta por una niebla densa. Retoman aquello que los caracteriza y lo combinan con ritmos Motown, la crudeza del garage rock e incluso guitarras flamencas.

Arranca el tracklist con If You Really Love Nothing, un primer tema sin apenas intro y cuyo primer verso es el título de la canción. Flight Of Fancy es muy similar conceptualmente ya que desde el primer compás el grupo va directo y en el primer segundo de la misma ya se puede escuchar la voz de su cantante y líder Paul Banks. En segunda posición queda colocado el primer sencillo, The Rover, encabezado por un repetitivo riff cargado de reverberación y con un sonido similar al debut de la banda. Fue presentada como adelanto en junio de este año y cuenta con una hermana oculta tras el noveno puesto Surveillance, decadente y mid-tempo.

El álbum avanza variable y algo inconexo con guiños para sus oyentes acérrimos. Un ejemplo de ello completa la decena de pistas en el décimo lugar y bajo el título Song 10. Hay que hace mucha retrospectiva pero con algo similar jugó el trío ya en su debut, concretamente Untitled, canción que abría el disco llamada de la manera más anodina e irrelevante posible.

En varios momentos el protagonismo del disco remplaza el concepto Interpol y la percusión tapa el conjunto de la banda apartando de lado el bajo y, gracias al exceso de reverberaciones, en momentos también la voz.

El concepto original es curioso, pero pierde coherencia según avanza el largo y, por si tal variedad pareciera poca, los neoyorkinos regalan dos interludios de un minuto de duración. El primero fragmenta el disco en dos haciendo honor a su nombre y el segundo parece estar colocado de manera más aleatoria ya que lo hace en penúltimo lugar como si dividiera un disco de once temas en su edición Deluxe de trece. Desde luego que se aprecia y acoge la apuesta, es bien recibida y deja ver que si Interpol se propusiera hacer un gran álbum ambiental e instrumental podrían dar bastantes y gratos resultados.

Marauder suena arriesgado, renovado y maduro; con apuesta directa en las técnicas de grabación y propuestas dispares en la mezcla mas hay momentos que se nota caótico, más digno de una sesión que de una producción elaborada. Además, sus temas van perdiendo un sentimiento de unidad con el tiempo y parece más el setlist de un evento que un proyecto común. No es su mejor disco pero hay canciones que extraer de él y a los seguidores gustará sin ninguna duda.

7
7
Escrito por
Más de Juan Eguren

Wavves y Culture Abuse publican un tema juntos

Los californianos Wavves han publicado una nueva canción en colaboración con su...
Leer más