GHOSTPOET – PEANUT BUTTERBLUES & MELANCHOLY JAM

Obaro Ejimiwe ha dado el pistoletazo este año con su disco Peanut Butterblues & Melancholy Jam bajo el nombre de Ghostpoet. Tío de 24 años con voz suave, electrónica, beats, un poquito de cacharrería y sobretodo un envoltorio underground a no poder más.

La primera vez que escuché el single Cash and Carry Me Home en el programa Siglo XXI de Radio 3, una sensación de inquietud empezó a recorrer mi cuerpo, sensación que aumentó de una forma acelerada al ver el video (http://www.ghostpoet.co.uk/#4c1/blogger) de la misma. En el tema suplica que alguien se encargue del protagonista, que lo lleve a casa, harto de vivir en un ambiente personal de alcoholismo (siempre hablando de quien protagoniza el tema, por supuesto no tengo ni idea de su verdadera vida personal).

Ghostpoet tiene un look totalmente hypster: gafapastas con gorro que le cubre sólo la coronilla y dispuesto a enseñarnos una colección de chaquetas de lana largas hechas a mano con colores que van desde gris al rosa (pero no mezclados)

En UK, y bajo mi punto de vista, el mundo del hip-hop y rap en general está completamente explotado y falto de aire nuevo, un aire que al parecer Ghostpoet está dispuesto a cambiar. Me da a mí que le va a dar un vuelco suficientemente importante al mundo musical capitaneado por cantantes negros con voces increíbles. Y yo le doy las gracias por esta hazaña.

Tiene una voz suave, como ya he dicho, que casi se arrastra entre palabra y palabra, llena las canciones con su voz melancólica, triste, desganada y masculina desde un inicio hasta el final, ofreciendo  cambios de registro en ritmos bastante tranquilos con pequeñas explosiones metálicas que parecen golpes de manos e introducciones secas.

Entre sus letras se encuentran keywords tales como hard, leave this place, alone, crapt, happy times, waste, help, wake up, run away… ¿no os resulta inquietante? A mi sí. En su disco rebosa el sentimiento de tenebrosidad y el lado oscuro lo ilumina absolutamente todo.

Un indescriptible buen gusto electrónico – underground, en Gone, pone los pelos de punta en un viaje rapero con pequeños toques Drum and Bass y reggae a la vez. ¿Puede ser una canción más completa? Ésta es una mezcla de absolutamente de todo: ¡!!delicious!!!  Si hace unos años Fangoria puso de moda una canción de Rocío Jurado, ¿qué no podría hacer Ghospoet con cualquier cosa que se le diera? Me gustaría mucho que algún día quisiera rescatar de algún baúl de los recuerdos un hit pasado y quizás un poco hortera para ponerle su toque.

Hablando de algunas de las joyitas que componen este Peanut Butterblues & Melancholy Jam, las menos de mi agrado han sido Survive it y To something. En ellas deja de arrastrar, durante segundos, algunas palabras para lanzarlas al aire acompañado de la voz feminina de Roxy, que a mi parecer las “benyoniza” demasiado, lo que le da el toque R&B preparado para triunfar en listas como las inglesas y que en verdad no me molesta del todo, ya que suaviza el ritmo de los temas y te deja respirar algo de tranquilidad. No os perdáis el video de este Survive it (http://www.myspace.com/ghostpoet/videos). Se pasea durante la noche por los edificios de Viviendas de Protección Oficial de los barrios ingleses, no puede ser más sugerente e ir más de la mano con las imágenes. Hay que felicitar a la producción de éstos.

Sonidos electrónicos futuristas de películas de los 80 y un tímido “hey hey hey” abren uno de los temas, que podríamos llamar algo así como especie de hip-hop descafeinado, que me ha ganado del disco: Run Run Run.

Escuchando Garden Path, he tenido miedo. Interesante tema donde su voz resuena entre los árboles con sonidos de pájaros, Don’t Follow Me es la frase que repite casi gritando, como si se girara desde lo lejos y te lo dijera a ti, que realmente estás siguiéndole a una distancia prudencial. Un tono parecido que usa en Gaaas, la canción más larga con 5:29 minutos. Tétrica-electrónica que te hace mirar a los lados, no es muy recomendable para llevar en el Ipod a altas horas de la noche por un barrio poco habitado.

También encontramos un tema más indie y rockero, Liiines. Repetición de Liiines constantemente, y sobretodo en la recta final de ésta hasta llevarnos a la típica distorsión de banda guitarrera. Escuchando ésta, me pregunto de donde saca todas estas ideas, y sobre todo, como puede ponerlas en orden. Este tío es un crack. Y para que lo comprobéis os invito a que visitéis el link  de su web donde podéis escuchar algunos tracks suyos, eso sí, mucho más electrónicos: http://www.ghostpoet.co.uk/#290/soundcloud

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Escrito por
Más de Carles Grau

El tercer disco de White Lies llegará este año

Primero fue To Lose My Life en 2009, dos años después llegó Ritual....
Leer más