FIELD MUSIC – OPEN HERE

Field Music han sorprendido de nuevo con este LP de once pistas que los sitúa como una de las bandas familiares más prolíficas del panorama musical. Durante sus doce años de carrera este dúo musical ha publicado más de cinco álbumes de estudio propios, una colección de rarezas y otra de versiones, una banda sonora e instrumentales en diferentes proyectos.

Open Here es el resultado de largas horas de estudio y trabajo que refuerza las influencias de Peter y David Brewis con el apoyo de más de una docena de músicos colaboradores. Ambos son un ejemplo de unidad y disciplina entre dos hermanos bien compenetrados que han conseguido dar a su público un trabajo experimental que podría catalogarse como pop art orquestado o indie progresivo entre otras categorías.

La temática principal combina situaciones del ámbito político con otras personales magistralmente combinadas que, para nada, se notan como un conjunto inconexo de pistas. Time In Joy abre poco a poco hasta llegar a un dueto vocal armónicamente peculiar y brillante. Progresa como buena intro y suma la orquesta sorprendiendo al oyente al tapar lo que parecía una formación convencional de rock. Rompe la batería y fluye la diversión dejando atrás las tensiones de los primeros minutos y sustituyéndolas por un ritmo funk cargado de timbres propios de una tienda de juguetes y cachivaches. Increíble pero cierto, lo que han conseguido Field Music en poco más de seis minutos parecen ser tres temas diferentes conjugados en uno solo.

Tras las nítidas notas del primer tema continúan con sintetizadores ochenteros, caja de ritmos y batería a mid-tempo en un Count It Up más narrativo y no tan melódico. Front Of House vuelve a la dualidad vocal con unos cabalgantes bombo y caja que sorprende por abarcar un nuevo registro siendo apenas la tercera pista. Mas ya en este punto se demuestra el primer error de este disco, cuando parece que va a arrancar y sorprender como al incio, la canción ya se ha terminado y ha saltado la siguiente.

La intención del dúo era desafiar la adversidad del momento presente gracias a la positividad y la experimentación apoyadas en grandes cambios instrumentales. Lo han conseguido sin duda, pero aun con sus buenas ideas, Open Here muestra unas más desarrolladas que otras. En un par de ocasiones Field Music superan los cinco minutos y medio de canción, mientras que en otras rondan los dos o dos y medio denotándose incompletas o faltas de una explosión musical similar a la de sus compañeras de álbum.

El tema homónimo, por su parte, rompe con lo establecido una vez más y se apoya plenamente en la orquestación. Destacan también un par de pistas con ritmos Motown de diferentes épocas: Share A Pillow y Goodbye To The Country, con versos tales como “No te Preocupes, estaré bien con el cuchillo en mi cuello y mi última moneda”.

Personalmente se nota que han decidido poner toda la carne en la primera mitad del asador bajo la teoría de que pocos discos se escuchan completos y el público se queda con la parte alta del tracklist. La segunda suena más floja, aun con la outro instrumental de No King No Pincess y la conclusión de más de cinco minutos más convencional titulada Find A Way To Keep Me.

Vuelan las influencias setenteras y, en ciertos momentos, recuerdan a el gran Peter Gabriel con este innegable buen disco. Más la puntilla crítica que les hace bajar en calificación tiende hacia las ideas instrumentales sueltas que se quedan cortas frente a un par de pistas largas.

8
8
Escrito por
Más de Juan Eguren

The Killers publican el vídeo de su último sencillo, “Run For Cover”

En menos de un mes The Killers lanzará su nuevo álbum, Wonderful,...
Leer más