ELENA SETIEN – ANOTHER KIND OF REVOLUTION

Dos años después de publicar a través del sello alemán EnjaYellowbird su segundo trabajo como solista , -el sugerente y ensoñador Dreaming of Earthly Things-, la multiinstrumentista y cantante guipuzcoana Elena Setién se ha asociado esta vez con un sello americano, Thrill Jockey, con el que aflora otro producto de bella factura: Another Kind of Revolution. Lo hace de nuevo apoyada en una independencia clave a la hora de componer su personal sonido tejido a base de pianos, guitarras, órganos y sintetizadores evocadores.

No en vano, Setién se encarga de interpretar prácticamente todo lo que escuchamos en su cohesionado y sostenido nuevo esfuerzo. Su colaborador habitual Mikel Azpiroz se encarga de una pista de sintetizador, mientras que el danés Andreas Fuglebæk se encarga de dibujar algunos de los bellos paisajes de guitarra que se aprecian a lo largo del repertorio. Uno de los puntos fuertes del disco y al que también se suma el músico estadounidense Steve Gunn gracias a su notoria aportación al corte homónimo del largo. Sirve también su inclusión para conectar con el neofolk norteamericano al que remite en buena medida Another Kind of Revolution.

Así pues, la cantautora ha construido diez canciones que transmiten un mayor hermetismo que su anterior lanzamiento. Más difícil de digerir en piezas como Sail Down the River, pero con un cariz paisajista y estiloso que acaba por convencer debido a la naturalidad con la que interpreta cada pieza. El contenido alegórico de las letras da pie a diversos análisis de su significado, y para ello se nutre de simbología asociada a la naturaleza, la humanidad y el tiempo. Setién parece incitar a una revolución a través de metáforas y sin evidenciar los motivos, que pueden entenderse como sociales, íntimos o medioambientales.

Old Jamie muestra una historia que evoca al Nick Cave más narrativo. Con un tono tenso y ‘western’ Setién cuenta desde un punto de vista de observador la llegada de Jamie, un hombre que le enseñó todo lo que era ella y al que anhela. Y Far From the Madding Crown o She Was So Fair parecen ser cantos en defensa de la libertad y la justicia; la segunda parece un grito de auxilio para una mujer olvidada. A su vez, destaca el envolvente registro vocal que adquiere en el estribillo de Window Two (For Sigurd and Albert).

Por otra parte, los arreglos instrumentales sostienen el trabajo sin incrementar su latente intensidad. Las estructuras de la batería o los sintetizadores suenan mantenidas y constantes, nutriéndose de ritmos delicados y pecando a ratos de monótonos. Al contrario, los pianos y las guitarras otorgan un mayor movimiento y fluidez al trabajo; especialmente sobresalientes en la canción homónima o en We See You Shining For A While. En su conjunto, suena cristalino y resplandeciente.

En definitiva, Elena Setién regala un trabajo embelesador, detallista y bello, con menos atractivo que su anterior referencia pero con un tono y trabajo detrás que la postula como una de las cantautoras más en forma del panorama nacional. Un resultado atemporal que apunta a conquistar también los terrenos internacionales y que sus historias naveguen más allá de nuestras fronteras. No en vano, como ella misma canta, “it’s the way you see the world / the way you learn to navigate“.

7.5
7.5
Escrito por
Más de Unai Macias

Spring Festival 2018 incorpora a Varry Brava y Los Punsetes

El festival alicantino se celebra los próximos 25, 26 y 27 de...
Leer más