EDREDÓN – EDREDÓN

El doctor en medicina Franz Mesmer, austríaco para más señas, creador del magnetismo animal, sostenía“… que las enfermedades nerviosas provenían de un desequilibrio en la distribución de un fluido universal que corre por los órganos animal y humano. Este fluido tenía parentesco con el imán, se creía que emanaba del brillo de los ojos, y que bastaba llevar a los enfermos a un estado de Sonambulismo para restablecer el equilibrio de la circulación magnética…”.

Mesmer consideraba al “fluido magnético” como único agente entre la relación médico paciente, basado en una existencia real y tangible, teniendo en cuenta la teoría fisiológica y racional.“… el magnetismo animal conduce a la hipnosis, es decir a la práctica terapéutica que reposa en la omnipotencia de la mirada”, esto pone de manifiesto la asimetría de la relación terapéutica, en donde la virtud curativa se encontraba en la figura del magnetizador, portador del fluido magnético, quien empleaba una serie de manipulaciones transferenciales, toques o pases magnéticos, produciendo en los pacientes las “crisis convulsivas”, quienes reaccionaban así ante su presencia. Me parecería importante destacar que estas reacciones de los enfermos sólo se producían ante la acción del magnetizador (“La continuidad entre los Magnetizadores y Freud“, Laura S. Tanzariello).

El magnetizador en este caso se sostiene en una dialéctica entre el hombre y la máquina. Entre el hombre y muchas máquinas. Entre cables y máquinas, y el hombre. ¿Qué diría Philip K. Dick de está situación? No lo sé. En ocasiones durante la escucha prolongada de Edredón he visto correr ovejas eléctricas a mi encuentro. O canguros. Canguros eléctricos. Electrónicos. Los he mirado. Y me han sonreído. Era una sonrisa inocente. Al principio. Pero luego sus ojos se turbaron.

La escucha de Edredón, primer LP de Edredón, provoca un magnetismo animal en el ser humano. Queda por definir las reacciones en las máquinas. El mesmerismo, la sofrología y el hipnotismo se han ido dejando de lado de las teorías de moda dentro de la psicología, por lo que no contamos con estudios al respecto del impacto de Edredón en los sujetos. Sin embargo, aunque Edredón haya sacado su primer LP a finales de 2010, era necesario una revisión de su trabajo, ya que es uno de los mejores debuts nacionales de los últimos tiempos. Este debut ya se ha presentado en escenarios como el Primavera Sound o teloneando a !!!, y  lo continúa haciendo estos días por medio país. Recordémos ahora que los podreís ver en festivales como el Sónar.

Edredón entrega 9 canciones de electrónica reconducida a terrenos como el electro, algo de Kraut, trip hop, psicodelia, big beat, artcore, que llevados al directo toman fuerza sonora e intensidad, en una suerte instrumental-digital que suele sorprender al contemplar sus conciertos.

Se pueden destacar temas como Querido Pedagogo, que podemos visualizar aquí ), o Canguro como canciones más “single”, más bailables y accesibles.

Sin embargo no se pueden olvidar las grandes Dialéctica (entre l´humain et la machine), o La bola de Anillos para enmarcarlas en una bonita sesión hacia el interior de la mente. Son éstas, junto a W3 o Sopena las que acercan a Edredon a terrenos comunes con Death in Vegas, Kraftwerk o incluso Daft Punk.

Bautismo y El último viaje de Larry el Delfín acercan su sonido a referentes patrios como Manta Ray o El columpio Asesino.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10