EAST INDIA YOUTH – TOTAL STRIFE FOREVER

East_India_Youth-Crazyminds.es
East_India_Youth-Crazyminds.es

2014 no puede empezar mejor en cuanto a música electrónica se refiere, y es que si hay una palabra que pueda definir totalmente al disco de presentación de William Doyle tras la máscara de su proyecto musical East India Youth, esa es electrónica. Si seguimos queriendo definir este disco, la próxima palabra sería sobresaliente. Sin más. En plena época en la que la combinación de géneros manda, donde la innovación está a la orden del día y casi todo está inventado, siempre aparece una excepción que nos abre los ojos y nos sorprende. En este apartado es donde nos encontramos el debut de William Doyle, a medio camino entre el mejor Bowie y David Byrne e incluso James Blake y Foals. Doyle ha conseguido ese debut en la industria musical que tantos sueñan y pocos alcanzan. Total Strife Forever es el resultado de un trabajo bien llevado, de una voz que lleva la batuta en todo momento pero que deja sin embargo gran protagonismo a los sintetizadores para equilibrar la balanza.

Total Strife Forever fluye de manera brillante, ya en la primera escucha del álbum no parece que sea el primer disco que este chico realiza. Y si bien definíamos el disco como electrónico a más no poder, es dentro de este género donde Doyle abre un abanico infinito de posibilidades uniendo cada pista con coherencia, pero cada una con su propia identidad. En primer lugar, nos encontramos con un tema que anuncia la gran ambición de Doyle con esta joya en forma de disco, Glitter Recession, con esos sintetizadores en arpegio para pasar rápidamente a Midnight Koto donde nos dispersa a través de un paisaje electrónico muy difícil de escapar. Otros de los imprescindibles del disco es Hinterland, un tema de infarto donde los crescendos mantienen la tensión en todo el tema todo acompañado por la voz de Doyle, que parece como si fuera un narrador externo a los temas, durante todo el álbum la voz nunca compite con la música, sino que la complementa.

Sin lugar a dudas, son los cuatro primeros temas donde Doyle redefine la palabra electrónica y donde su lado más experimental aflora. Sin embargo, consigue mantener la calidad durante todo el disco. Continuamos recorriendo el mapa de Total Strife Forever siguiendo con el pop abstracto de Dripping Down o las súplicas de Heaven, How Long con las emociones a flor de piel culminando con una extraordinaria Song For A Granular Piano, un himno donde termina de combinar perfectamente la letra y la voz con los instrumentos de acompañamiento. Temas sorprendentes, audaces y creativos que completan un álbum grabado de forma meticulosa.

Si en este momento hay escasez de ideas en la música alternativa y electrónica, es probablemente porque William Doyle las esté usando todas y con un resultado de sobresaliente. Ojalá todos los discos de debut desprendieran tanto potencial como el de este chico. Total Strife Forever camina con una línea impredecible pero coherente en calidad. Un álbum sorprendete, de los mejores que hemos oído en este comienzo de año. Innovador, extraordinario y sin embargo fácil de escuchar, no exageramos si decimos que Total Strife Forever puede convertirse en uno de los discos del año. Y como decimos, tan solo estamos a principios de marzo. Doyle consigue enseñarnos todo lo bueno de la música electrónica tanto en el pasado como en el presente dándonos pistas sobre hacia donde debe virar el género electrónico si quiere seguir resurgiendo de sus propias cenizas.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10

Escúchalo aquí: