DIRTY GOLD – ROAR EP

DIRTY GOLD - ROAR EPMe ha caído una perla en las manos, de las que crean cierta adicción y a los pocos minutos de escucharla sabes que va a haber una segunda escucha, y una tercera, y así sucesivamente.

Algo huele a verano cuando descubres este pequeño tesoro. Ese aroma inconfundible de arena, sal y crema solar, mezclado con guitarras surf y un sol que lo quema todo. Hasta el artwork de la portada es puro solsticio. Han cuidado tanto los detalles que vale la pena entrar en su web y dejarse llevar por la sencillez deliciosa con que han diseñado el conjunto.

Dirty Gold son los hermanos John y Lincon Ballif de San Diego, y al escuchar las canciones lo primero que se nos pasa por la cabeza es el afrobeat de Vampire Weekend, aunque los neoyorquinos no son la única influencia de donde beben. Siguen también el camino del dream Pop de Beach House, pero lo más importante de todo es que a pesar de las múltiples influencias marcan un sonido propio (algo muy a valorar en estos tiempos del más de lo mismo) y  lo que realmente resulta hipnotizante de estos chicos es que han sabido amalgamar el mejor surf pop californiano con un fondo de ritmos y riffs con sabor afro. Todo ello con ese toque lo-fi que le quita seriedad (y se agradece)

Vuelven los hijos del rock californiano, los que desempolvaron los discos de los Beach Boys y les dieron varias vueltas para luego renegar de ellos sin poderse quitar de encima cierta influencia. Los que desenterraron los viejos riffs característicos del Afro-guitar, esos que cuando tiñen las canciones uno se transporta a principios de los 60 y ve la vida en Super 8. Hasta el videoclip de su primer single (California Sunrise) está impregnado de esa atmósfera de vida ligera, compuesto por un collage de imágenes extraídas del documental de surf Riding Giants dirigido por Stacy Peralta.

Personalmente, el tema que más me atrapa es Sea Hare, una tranquila invitación a cerrar los ojos y dejarse llevar, como los mejores relatos. Aunque el EP entero es una delicia. Equilibrado pero intenso. El aperitivo de un futuro álbum que puede ser muy grande.

Es un gustazo no poder parar de escuchar algo que te ha caído en las manos casi por casualidad, es un gustazo la música que tiene el poder de evocar escenas tan agradables como una fiesta en la playa, con su hoguera, su puesta de sol y sus tablas de surf clavadas en la arena. Es, en definitiva, un gustazo la música digna de ser etiquetada como tal.

Dirty Gold promete, con sólo cinco canciones y un cover promete mucho, estaremos muy atentos porque, si no decaen en la búsqueda de ese sonido propio que de momento han conseguido, pisan fuerte y van a quedarse una buena temporada.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10

Escrito por
Más de Albert Cobacho

Depedro y Vetusta Morla presentan nuevo vídeo para Diciembre

Depedro estrena el último mes del año con la presentación del videoclip...
Leer más