DIGITALISM – I LOVE YOU, DUDE

DIGITALISM - I LOVE YOU, DUDEAmigos y amigas: el verano ha llegado. Bueno, ya lleva un par de semanas entre nosotros, pero todos sabemos que aquí no hay verano oficial hasta que no se acaban los exámenes (que sé que más de uno ha estado pringado hasta hace nada, y puede que alguno sigáis hasta las orejas de apuntes interminables). El caso es que el calor insoportable y las ganas de playa y fiesta a partes iguales ya nos han hecho cambiar el chip. Ahora lo que toca es disfrutar y quemar las noches a base de baile, baile y más baile. Y qué mejor opción que apuntarse a escuchar lo último de Digitalism, el dúo alemán formado por Jens “Jence” Moelle y İsmail “Isi” Tüfekçi que reventó hace un par de años las pistas de medio planeta con su multiversionado single Pogo, y que es uno de los ojitos derechos de la casa Kitsuné.

En su segundo largo, I Love You, Dude, Digitalism hacen lo que mejor se les da: temazos destinados a mover el esqueleto sin parar. Una vez más, tiran de sintetizadores y de ordenador para vertebrar un álbum de electrónica que es una muestra perfecta de lo que uno busca en una noche de farra. Por un lado, empezar con unos temas de calentamiento y primeras copas. Y para ello nada mejor que los dos primeros cortes del álbum, Stratosphere y 2 Hearts. Seguidamente, cuando ya estamos dispuestos a darlo todo, qué mejor que pasar a los temazos más rabiosos que nos harán sudar la gota gorda. Para eso están los que, a mi juicio, son los mejores temas del álbum, Blitz y Circles, hits festivaleros con los que quemarás zapatilla a lo grande. Muy de cerquita les sigue Forrest Gump, un tema mucho más rock y guitarrero en el que han contado con la colaboración del líder de The Strokes, Julian Casablancas (es un tema que no hubiera desentonado demasiado en el álbum en solitario del cantante, Phrazes for the Young). Aunque, sin lugar a dudas, para incendiario el tema Reeperbahn.

Just Gazin’, el octavo corte, podría desentonar de la tónica general del álbum por lo sosegado que es, prácticamente podría formar parte de una sesión chill out. Pero claro, es que este álbum necesita sí o sí un pequeño momento de relax si no queremos morir de agotamiento ante tanto descontrol.

I Love You, Dude retoma fuerza en los últimos dos cortes del álbum, aunque ya con un claro síntoma de que nos acercamos al fin de fiesta. Miami Showdown pone el punto sexy (será de cosa del nombre, pero me parece una canción perfecta para una película de polis corruptos), y Encore nos da la oportunidad de pegarnos el último baile de la noche, ese en el que ya estamos derrotados pero aún nos queda un resquicio de fiesta pegado a los talones.

El único traspié con el que he tropezado en el álbum ha sido Antibiotics, una canción que se me ha hecho pesada y con la que no he podido evitar pasar al siguiente tema.

Uno de los grandes prejuicios que arrastra la música electrónica es el terror a escuchar música machacona que repite una y otra vez los mismos ritmos y bases (hola, David Guetta). Sin embargo, éste no parece ser uno de los errores de Digitalism. Están en esa liga en la que juegan músicos como Justice o Daft Punk, capaces de sacar partido a los ritmos más digitales pero sin perder las señas de identidad ni la elegancia.

En definitiva, I Love You, Dude es un largo que merece ser llevado a todas las fiestas, no vaya a ser que nos toque un DJ que no tenga ni idea de quién son estos tíos y sólo nos quede lamentarnos pensando “Ay, si yo hubiera traído el último disco de Digitalism…”.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8.5/10

Escrito por
Más de María Romero

GIRLS – FATHER, SON, HOLY GHOST

Señoras y señores, esto se venía venir. Si tras el éxito abrumador...
Leer más