viernes, noviembre 22, 2019

Daft Punk – Random Access Memories

Discos Daft Punk - Random Access Memories

Siempre he pensado que sacar discos de año en año o cada dos años ha sido un error. Entre giras, entrevistas y más cosas no tienes tiempo para poder pensar y saber por el camino que quieres ir. Este dúo de amigos francés ha tardado en traernos un nuevo disco rozando el sobresaliente.

 

La mezcla de varios estilos viene con la canción que abre el disco, Give Life Back To Music, sonidos electrónicos y ritmos funkys a partes iguales nos transportan a los 80.

 

No te vas a encontrar un disco de bailoteo, es más un disco para escucharlo relajado y sin contratiempos. Canciones como The Game Of Love son un claro ejemplo, un tema lento pero que crea un atmósfera perfecta.

 

Creo que la duración de una canción es muy importante, tanto o más que la propia música y es lo que pasa con Giorgo By Moroder. Nueve minutos de canción donde Giorgo se tira hablando bastante tiempo y cuesta bastante poder concentrarte en la canción. Tiene un ritmo repetitivo pero por detrás van apareciendo otro tipo de sonidos y bucles. Aparece el funk de la mano de ritmos tribales. Llegando al minuto seis, la música se fusiona con sonidos de orquesta que dan paso al bajo y la guitarra, transformando el tema original en otro completamente distinto pero efectivo.

 

El piano también tiene su sitio en Whitin pero durante poco tiempo. Le quitan el sitio la voz distorsionada y los elementos electrónicos. Encontramos otro corte lento pero intenso.

 

En Instant Crush, Julian Casablancas se ha ofrecido a poner la voz a un tema nada movido pero que para mí es mucho mejor que Get Lucky. Coge una fuerza en el estribillo, del que no te puedes despegar, y un pequeño ritmo de guitarra pone la guinda final.

 

Pharrell Williams ha participado en este disco firmando dos canciones buenas: La primera, Lose Yourself To Dance, en la que lo más atractivo de la canción es el juego que han dado a los distintos cortes de voz que se unen entre sí. La otra es Get Lucky, ya conocida mundialmente y donde el funk y la música disco se mezclan entre sí con facilidad. Lleno de energía positiva, seguro que será uno de los temas de este verano.

 

¿Qué puedo decir de Touch? Es una de las experimentaciones del disco donde el viento metal aparece brevemente. Hay cambios de ritmos, violines, coros… Muchas cosas, pero ninguna de ellas ha sido suficiente para hacer un tema digerible.

 

Sonidos sinfónicos abren Beyond formando una sonoridad perfecta que desaparece con los sonidos suaves de sintetizadores e instrumentos. Casi cinco minutos que se pasan rapidísimo y no te da casi tiempo a disfrutar de la canción.

 

Lo mejor de este disco es que no sólo te encuentras ritmos repetitivos electrónicos, si no que también juegan con todo tipo de instrumentos y con cambios de ritmos ayudados de estos mismos, como pasa en Motherboard.

 

Si no fuese suficiente con los tipos de géneros por los que se mueven con las canciones anteriores, en Fragments Of Time nos llevan al pop con un espíritu electrónico y ochentero.

 

Como pasaba en Lose Yourself To Dance, con Doin’ it Right repiten la misma jugada saliendo victoriosos pero sin llegar a conmover como con la anterior.

 

Se escribe el final del disco con ritmos veloces, fugaces y que nos llevan por un viaje espacial con el crudo sonido de una batería. Un disco interesante pero que para entenderlo hay que escucharlo con tranquilidad y sin sobresaltos.