CULTS – CULTS

CULTS - CULTSImagina que un día un chico, un enamorado de la música, se encuentra con un amigo en un concierto por pura coincidencia. Si quieres puedes ponerle el nombre de Brian Oblivion. Este amigo va acompañado por una mujer, a la que podemos llamar Madeline Follin. Esta chica tiene sus pertenencias lejos. A casi 10 horas en coche. Casualmente Brian se ofrece para hacer ese viaje con Madeline, y al poner en común sus gustos, descubren infinidad de coincidencias. Bueno, pues la historia no es inventada, sino que es la forma que tuvieron los chicos de Cults de conocerse.

Por cierto. Menos mal que se conocieron. Gracias a ello, a la elaboración de buenas canciones, a un importante respaldo por parte de la MTV, a un recibimiento con los brazos abiertos en la red y a un estilo que en algunos momentos parece retroceder en el tiempo mas de medio siglo, ahora tenemos un gran disco entre manos, con un estilo cada vez más popular, e incluso a veces, saturado. Aunque con ciertos matices.

Cults es el nombre del disco del que hablamos hoy, y una de las cosas que más me llama la atención es el cuidado que ponen estos chicos en la base musical de sus canciones. Con distintos aportes, te puedes sentir con ganas de bailar o escuchar atentamente. Pero siempre con una delicadeza profunda. El mejor ejemplo es el tema 2 del disco, una canción ya muy popular, titulada Go Outside, cuyo xilófono conquista desde la primera escucha.

Dentro de estos grupos temporalmente coincidentes, he leido comparaciones con Boat Beam, y aprovecho esto para reseñar otra diferencia de Cults respecto a este tipo de bandas. Cults se ha lanzado a un estilo indie remember lo-fi, como ellos, pero sus letras no son tan preciosistas. El gusto (casi increible) de ambos por las sectas, y hablar del consumo extremo de drogas y del sufrimiento por los desamores, hacen descender el positivismo, pero ni mucho menos la calidad.

Puede parecer que demasiada gente se ha enamorado demasiado rápido de Cults. Temas como el ya casi himno Abducted, que abre este trabajo y deja poca capacidad de crítica para el resto del disco, por lo absorto que puede llegar a dejarte. You Know What I Mean y Most Wanted, temas contiguos en el disco son los más evocadores de un tiempo pasado. Rave On me parece un final tremendamente limpio, dejando un sabroso sabor de boca, con un himno que creo que mucha gente no ha sido capaz de descubrir… aún. ¿Y entre medias? Oh My God, Bad Things y algunas canciones más, hasta sumar once, que parecen haberse convertido en el mejor debut del año… o uno de ellos.

Puede que ahora venga lo más bonito. Cults ya han sorprendido, han entrado bien, han calado en la gente, han convencido a la crítica y ahora muestran su producto en directo. Casi infinitas son las fechas que proximamente tiene la pareja por todo Estados Unidos y Canadá. Llama la atención su participación en Glastonbury 2011, o ya en agosto en Lollapalooza 2011, en Chicago. No vamos a precipitarnos hablando de que necesitaremos la confirmación en un futuro segundo disco. Disfrutaremos de este disco y de un nuevo grupo por el que deseamos, ante todo y sobre todo, amor eterno.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Escrito por
Más de Xavier López

Backbeat, el musical sobre el inicio de los Beatles, obra de teatro en Londres

La versión musical de la película de 1994 Backbeat se estrenará en...
Leer más