CITIZENS! – HERE WE ARE

Cuántos meses hace que nos vienen hablando de Citizens! Y cuántos meses hace que nosotros hablamos de ellos. Y es que, aquí la banda compuesta por Martyn, Thom, Tom, Lawrence y Mike son la nueva apuesta del sello Kitsuné y están producidos por Alex Kapranos de Franz Ferdinand. Parece casi imposible decir el nombre de unos y no nombrar al otro (de rodillas haciendo alabanzas, como si le rezáramos). Pero esta asociación pasará. ¿Por qué? Porque son muy diferentes. Esta es lo primero que hay que tener en cuenta al escuchar por primera vez Here We Are de Citizens!

Los siguientes He we are, la fresquita True Romance y Reptile han sido los singles escogidos para presentarnos con cuentagotas a esta banda inglesa. Con una producción excelente, con muy buen gusto por la unión de diferentes estilos, con una voz sublime, un toque vintage y hipster, una base electrónica, uso de estribillos y ritmo delicioso… la banda nos presenta este debut digno de un rey.

La sencillez empieza este Here we are con el primer tema True Romance, que lo convierte en un hit preparado para listas de números uno, que puedes bailar mientras cantas con los brazos estirados y las palmas mirando hacia arriba, en un karaoke. Creo que el vídeo de esta canción resume perfectamente el espíritu de la banda, coordinación y coreografía acompañada de mucho ritmo y letra por un tubo, también podría servirme de ejemplo este tema de poses a lo estrella decadente No Body’s Fool, donde puedes seguir haciendo el acompañamiento de las manos, esta vez tapándote media cara cuando  suene el estribillo. Pero nunca cayendo  en la ridiculez ni convirtiéndolo en una estúpida fiesta de fin de año.

Con las mismas mayas que en las canciones anteriores podemos bailar la potente (I’m in leve wat yogur) girlfriend. Robotizada, sonido vintage, bolas de espejos, espolvoreada con un punto Daft Punk antiguo y con 50” de infarto con la velocidad al máximo al más puro rock sicodélico. En este saco podemos incluir She Said, rock, muchos cambios, de los kitch a al coro, y de éste a la canción ligera con fondo electrónico, que da paso a la balada del disco I wouldn’t want, con un ritmo monótono marcado por el coro también en casi todo el tema convirtiéndola también en ese estilo ochentas de típica canción de melancolía.

“Just like a reptile” es una frase de uno de los temas preferidos del disco, y uno de los presentados como singles, Reptile, es el hit. Lo tiene todo, buena base, barroca, con un puntito de relleno, repetitiva y perfectamente aburrida, que la convierte en toda una presentación de Citizens!

En definitiva Here we are es el debut de una banda casi perfecta para, en el caso que un festival como Eurovisión no hubiera llegado a lo más bajo en temas musicales que un evento puede caer y que los espectadores de éste patético espectáculo no se hubieran vuelto horteras, llegar a ser los primeros y así saltar al estrellato.  Por suerte, tenemos las Redes y los grandes que todavía apadrinan a las nuevas generaciones.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Síguenos en Facebook: