CHVRCHES – LOVE IS DEAD

Chvrches comenzaron hace cinco años con The Bones of What You Believe en lo más oscuro de un sótano rodeados de sintetizadores, y tras meses de trabajo perfeccionaron la escena synth pop y la combinaron años después con algo de EDM al publicar Every Open Eye. Tras dos tops 10 autoproducidos se lanzan a la piscina con 13 pistas y la ayuda de varias personas bajo el título de Love Is Dead.

Chvrches ha querido acercarse a la música “mainstream” sin perder su esencia indie y sus influencias ochenteras. Para ello ha recurrido a un par de productores del mundillo “pop” en lo que la vocalista de la banda, Lauren Mayberry, ha descrito como “más agresivo…siendo coherente con lo hecho antes”. Greg Kurstin (Sia, Beck, Foo Fighters) y Steve Mac (One Direction, Ed Sheeran, Shakira) son algunos de estos colaboradores que detallaremos más adelante. Synth-pop no es sinónimo de melodías en modo mayor y felicidad sintetizada, a veces los temas se tiñen de oscuridad y Love Is Dead es uno de estos ejemplos.

My Enemy cuenta con la colaboración de Matt Berninger (The National) y hace las veces de balada a medio tracklist. Cargada de capas y melancolía baja el ritmo iniciado por temas como Graffiti (más similar a la onda anterior de la banda) y Get Out. La segunda mencionada y primer sencillo presentado abre con energía y aplausos continuos bajo uno sintetizadores sucios poco comunes en la formación escocesa.

Desaparece la utopía y la sombra intermitente inunda este largo en el que el trío ha querido añadir capas a sus canciones acercar la tonalidad de su soprano a un rango más cómodo y favorecer su pasión por los festivales veraniegos. Este disco no decepcionará a poperos, pero los seguidores más fieles que esperan algo más quizá agachen la cabeza en varias ocasiones durante la escucha. Era un momento para que la banda expandiera su sonido como nunca y quizá salirse de la autoproducción les ha perjudicado más que apoyado durante el proceso de composición y producción posterior.

El sencillo titulado Miracle viene perfecto para mostrar esta afirmación ya que está en ese limbo musical definido como “stomp” y que ha acercado a Chvrches a un rock alternativo y una densidad sonora más cercana a bandas como Imagine Dragons. Distorsión vocal y un clásico “millennial whoop” en el coro la hacen, no predecible, pero poco arriesgada en el paradigma actual. Es una apuesta diferente a lo esperado por parte de la banda que cuenta con la mano de Steve Mac en la producción.

Never Say Day, por su parte, se acerca a los dramas del primer disco de la banda con un repetitivo “never, never, never” en el coro al más puro estilo Mayberry. Really Gone es, junto con My Enemy, otra balada más autoproducida que contrasta con el brillo de las demás que hace preguntas al mundo sabiendo que todo no es blanco y negro, línea conductora del disco. Deliverance sale un poco  de tono y aunque mantiene la idea no está enfocada al amor interpersonal sino a la hipocresía de la religión.

Y tras incidir en la gran cantidad de capas añadidas en comparación con trabajos anteriores cabe destacar también el toque aportado por Burberry de Pet Shop Boys en God’s Plan, con Martin Doherty a la voz. Chvrches a veces suenan desordenados, tocan bastantes palos y no acaban de encajar, mas su línea conductora y sello de identidad se mantiene en este Love Is Dead. Se desvían de lo esperado, por inesperado que fuera, y se acercan a algo más “actual” sin perder su esencia.

7.5
7.5
Escrito por
Más de Juan Eguren

Wolf Alice lanza un segundo adelanto plagado de besos

Sucesor de Yuk Foo, publicado en junio de este año, Do Not...
Leer más