CHINESE CHRISTMAS CARDS – BARCELONA

Chinese Christmas CardsNo me gusta la navidad. Partamos de esa premisa. Pero sí me gustan, y bastante, Chinese CHRISTMAS Cards. Porque son de mi ciudad y le han puesto su nombre, Barcelona, a su disco. Puede ser. Porque en noviembre de 2009 les vi optando, y ganando, a un premio cuando eran prácticamente desconocidos y ya en ese momento intuí que prometían. Puede ser. Porque Mario Gutiérrez y Joan Sala, sus integrantes, hicieron crecer su proyecto sin pretensiones pero sin escatimar esfuerzos hasta llegar a compartir cartel con !!!, Infadels o These New Puritans. Puede ser. Porque hacen synth pop electrónico optimista, ‘buenrollero’, vitalista y más luminoso que las luces que alumbran las calles estos días. Puede ser, SI, puede ser. Por todo ello, adentrarse a su universo, elevarse al cielo que muestran en la portada de su primer disco, EP, ya vale la pena. Un EP que es un sorbo de alegría y que pasa rápido. Un EP, compuesto por seis temas. Seis píldoras. Seis comprimidos de alegría en ‘monodosis’.

Temas, cuyo pistoletazo de salida es Dreams. Una declaración de intenciones, una pista enorme de lo que le seguirá y que cuenta, además con videoclip propio, joven, adhesivo, muy colorista y que invita a bailar. Un vídeo, que tiene como escenario un instituto americano, con animadoras incluidas. Vídeo y tema que, por si fuera poco, llamaron la atención de los medios extranjeros, pues fue estrenado por la prestigiosa web de la revista musical inglesa: New Musical Express (NME).

A esos Dreams de Barcelona le sigue la canción con la que se dieron a conocer y que, particularmente, nos encanta. Un tema, su Welcome to life que sirvió de banda sonora, por cierto, al spot televisivo de una conocida marca de cerveza y que nos acompañó todo el pasado verano posándose en nuestra cabeza. Un tema optimista también y muy refrescante. Una canción, que es a su vez una bonita historia de amor entre Jonathan y Emily. Y es que ‘…everything is beautiful when we talk about life’.

Con ella, ellos, con su Welcome to life, nos vamos de paseo al bosque. Forest mantiene este aura optimista que rodea al disco de Chinese Christmas Cards y hace que se mantenga la coherencia dentro del mismo.

Cruzamos este bosque y llegamos al ecuador de Barcelona dando saltos. Los que da también Paper boy.
Chinese Christmas Cards se despiden con No radar y David Has, quizá los temas más tranquilos de Barcelona e igual por ello, el disco pierde algo de fuerza al final. A pesar de este ‘pero’, lo decimos bajito, Barcelona nos sigue dejando un buen sabor de boca y sobre todo, nos contagia de buen humor. Porque si algo tienen esta banda de Barcelona y lo ha logrado con su disco del mismo nombre, es el poder de animarnos y aportarnos dosis de buen rollo y alegría.
En definitiva, creo que ésta es la única postal navideña que me apetece recibir estas fiestas, la de los barceloneses Chinese Christmas Cards. Y sin duda, prefiero escucharles a ellos que a los agotadores y patéticos villancicos. Si vosotros también sois de mi opinión y también queréis hacerlo, y no sólo eso, si os apetece bailar este verano al son de los temas que componen su particular Barcelona tenéis oportunidad, pues Chinese Christmas Cards, se hacía público estos días, serán una de las bandas que sonaran con fuerza, seguro, en el Arenal Sound del año próximo.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10