CAT POWER – WANDERER

CAT POWER
CAT POWER

Menos mal que Chan Marshall no hizo lo que se le pasó por la cabeza en el 2014, una vez que supo que iba a ser madre, pensó en dejar la música, abandonar EEUU para irse a Australia y empezar una nueva vida (hasta cambiarse de nombre). Como hemos dicho antes: menos mal que confió en el poder gatuno para seguir adelante, y afortunadamente, siguió para bien, Wanderer, es la muestra de ello.

Hace años, tuve la oportunidad de verla en un festival de música, relegada a un escenario secundario (para mí se merecía más), el concierto fue íntimo (a pesar de ser un festival multitudinario) y divertido (quién lo iba a decir), acabó tirando un montón de tickets de bebida entre el público, (algú[email protected] en ese momento la apreciaron más). Ya sabíamos que Marshall, es una persona algo especial, ha tenido algunos problemas y ha estado hospitalizada alguna vez que otra, por diversos motivos; en este trabajo, refleja precisamente influencias negativas (la muerte de una amiga) y positivas (como la maternidad y la familia).

En el disco, el instrumento principal, claramente es su voz, (como la mayoría de sus trabajos), acompañada mayoritariamente del piano y la guitarra. Arranca con la canción que da nombre a éste, Wanderer, un susurro musical de poco más de un minuto, donde Chan pide que se le cante con el corazón. El siguiente tema, In Your Face, deja una crítica a los poderosos, que injustamente, parecen intocables (y a veces lo son), le sigue una de los mejores temas del disco, You Get, sino el mejor, rítmico y dulcemente pegadizo. También tiene una colaboración con Lana del Rey, con la que ha estado de gira por Europa, perfectamente acompasadas; Woman, se puede interpretar como un canto a la independencia femenina, Horizon, se convierte en un canto a la familia, Marshall, versiona un tema de Rihanna, Stay, no el tema completo, si no algunas partes, de esta forma, hace el corte suyo, personalizándolo y envolviéndolo en su halo gatuno.

En Black, hay una atmósfera más densa y oscura, en la letra se puede sobreentiende el recuerdo de una mala relación, y lo deja sentir en su garganta, enronqueciendo y arrastrando su voz como si le doliera… Y prosigue en el mismo tono en Nothing Really Matters, un introspectivo tema, donde reflexiona si todo importa, lo duro que es afrontar las cosas a veces, un tema tristemente hermoso. Con Robin Hood, reivindica la figura del héroe, ya que opina sobre los robos que cometen los ricos, lo poco que hacer para arreglarlo, lo injusto de ello, posiblemente es la canción más floja de su último trabajo. Para acabar el disco, sorprende en Me voy, ya que canta el estribillo en castellano, acompañada de una guitarra española… no te vayas gata… por favor.

Wanderer es un disco introspectivo, a momentos amargo, quizás incluso una cura para Marshall, la experimentada cantautora emociona en varios temas, y aunque se ha hecho de esperar, ha merecido la pena. El poder de la gata sigue creciendo.

8
8
Escrito por
Más de Ismael JB

1992, La serie

[email protected] los serié[email protected] nos despistamos alguna vez, y que nos recuerden de...
Leer más