BEST COAST – CALIFORNIA NIGHTS

Best Coast sabe a California, a sueño americano y a ese momento en el que todo parece perfecto (normalmente durante la adolescencia). La banda de Los Ángeles formada por Bethany Consentino y Bobb Bruno desde 2010 ha vuelto y ha madurado su sonido, para bien o para mal, de lo que aún no estamos seguros.

El tercer LP tras Crazy for You (2010) y The Only Place (2012), California Nights ha dado un nuevo giro al sonido sesentero que se destilaba en los anteriores discos para centrarse en melodías más pegadizas y que, sin duda, podríamos etiquetar como carne de éxito radiofónico. La propia Consentino declaró recientemente que ella misma, al escuchar sus canciones, las había visto sonando en las grandes plataformas de pop de la radio. Recuerdos de surf, de garaje, de rock, de la música lo-fi o de claras influencias como No Doubt, o incluso Fleetwood Mac, se perciben claramente en su último trabajo.

Al escuchar los 43 minutos que duran las 12 canciones, es imposible no transportarse –si bien mentalmente –a la soleada, calurosa y onírica California. Llevados por la melódica voz de Bethany, que destila la cantidad exacta de emoción, sentimentalismo y fuerza, las letras que hablan de desamor (Fine Without You), sueños (California Nights), noches en vela (Sleep Won’t Ever Come) o los problemas de la medicación (Feeling Ok) cobran mayor sentido, haciéndolas honestas y cercanas al oyente. Es aquí donde radica el dilema de este último larga duración. Para algunos, el dúo se ha apartado del género indie que los vio nacer, haciendo de su música algo más simple y mediocre. Para otros, sus letras han sabido llegar directamente a lo que los fans estaban buscando tras ese sonido soñador, algo más próximo al público general.

Los arreglos producidos por Wally Gagel bajo el sello Harvest Records (Matt and Kim o Only Real), no terminan de convencer en ciertos momentos en los que la única salvación es la voz de la californiana. Destacamos California Nights, Heaven Sent o  When Will I Change, aunque todo el LP merece varias escuchas. A nosotros, personalmente, nos han gustado en su totalidad.

California Nights se estrenó tras una serie de mini-conciertos de presentación para crear expectación en la azotea de la compañía discográfica y con la puesta de sol de fondo mientras Bethany y Bobb tocaban una tras otra todas las canciones, creando una atmósfera de ensueño. Y es esa la fórmula que vende su último trabajo, y que, al menos a nosotros, nos ha convencido. Si no, mira la portada del disco.

Escúchalo aquí:

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

7
7
Escrito por
Más de Marina Rodrigo

THE TING TINGS – SUPER CRITICAL

The Ting Tings… se pierden. Después del agotador y dificultoso Sounds From Noweheresville (2012),...
Leer más