BENJAMIN FRANCIS LEFTWICH – GRATITUDE

Hablar del cantautor Benjamin Francis Leftwich es sinónimo de sentimiento y crudeza sensitiva, ingredientes que no han faltado en su vuelta al estudio.

Después de tres años, y grabado en el sello independiente Dirty Hit (con artistas como Wolf Alice, The 1975, entre otros), del cual el propio artista ha declarado que es una de las relaciones más importantes de su vida, ya tenemos el LP Gratitude, del que ya había sacado una versión EP con varios adelantos.

Bien podría ser un trabajo auto-liberador, ya que Benjamin tuvo que luchar contra sus adicciones durante la grabación de este disco. Justo el período entre el disco anterior (After the Rain) y éste pusieron a prueba al artista momentos como la muerte primero de su padre y la decisión de rehabilitarse después, lo que que provocó una gran introspección en sí mismo, intentando ser más honesto a la hora de componer sus canciones. Sobre las adicciones comentaba él mismo que todos, de alguna forma tenemos adicciones: a sustancias, a personas, a redes sociales, etc..

En esta ocasión el cantante nos presenta un trabajo en una línea intimista, con toques experimentales, gracias al uso de sintetizadores e introducción de sonidos ambiente nuevos, como podemos ver en I Got You, Look Ma!, con coros que nos transportan a cantos de sirena, o The Mess We Make, siendo esta última el cuarto adelanto del disco y una manifestación de su vulnerabilidad como artista en este momento de su carrera, acompañada de un vídeo muy sencillo. Tampoco olvida sus raíces folk y en Luzern logra una cercanía con el oyente con unos delicados coros y esa prevalencia de la guitarra acústica.

El tema que da título al LP, Gratitude, es una muestra de los sonidos etéreos y atmósferas envolventes con los que el cantautor se expresa en todo el trabajo, o la ascendente Big Fish que, in crescendo, va adentrándonos en ese ambiente, como una especie de mantra que repite una y otra vez: “If you try”. También se suceden momentos más poperos como la alegría contagiosa de Blue Dress, o el estribillo pegadizo de Roísīn.  Tell Me You Started to Pray rompe ell aire melódico y pausado del disco de forma muy alegre y rítmica.

A caballo entre el folk y el pop, Gratitude combina momentos de riqueza musical y maravillosos coros, con otros mucho más sencillos. En ocasiones, y a pesar de ser un disco técnicamente bueno, se llega a hacer algo bola, salvándose por la experimentación sonora y ritmos más animados en temas como Blue Dress. El cantante inglés, inicia esta misma semana una gira por Europa, en la que de momento no está prevista ninguna actuación en nuestro país.


6
6
Más de Cristina Roldán

Maryland estrena videoclip para “Ave Fénix”

Ave Fénix, segundo single del Resplandor de Maryland, cuenta ya con su propio vídeo. Con...
Leer más