ATENCIÓN TSUNAMI – VLTRA

El mundo en el que vivimos es una suerte de accidentes geográficos constantes, que podría, sin duda, compararse al rock progresivo, como una batuta uniforme que en un momento dado, llamémoslo “x”, sufre un movimiento de placas o un terremoto. Sin embargo, es en estos días cuando la marea se ha movido en exceso, llegando a nuestras manos, desde las más hastiadas profundidades, Atención Tsunami. En las blancas orillas del río Manzanares tenemos VItra, el cuarto LP de los madrileños nos reta desde el principio con una duda firme: “una de arena y otra de cal/sigo sin saber cuál estaba mal…” ¿hay algo más incierto que el futuro? De haberlo, además de ser incierto, parece no ser muy positivo y esto es carne de queja de las gentes que pueblan estas apocalípticas tierras.

Esta insatisfacción, fruto de la deriva que persigue esta bola rellena de placas tectónicas, nos muestra en el discurso de Atención Tsunami una voz enfadada, “el arte del canto malhumorado” que iniciaran en su tiempo los navarros de Toro, alias, El Columpio Asesino, no obstante, con una voz interna más “alegre”, o al menos de puertas hacia fuera: “vamos hoy a divertirnos/yo te pintaré un bigote/necesito un buen azote…”. Este tipo de canto, de símiles reivindicativos con algunas bandas de la movida madrileña y demás, parece haberse logrado un importante hueco en la escena española.

Remarcar tanto este hecho es de importancia por la propuesta musical actual de los madrileños. Entonar se ha convertido en un algo accesorio, en este discurso rabioso no es necesario hacer como que estamos felices cantando, la queja es el hecho principal y cabe destacarlo. Las formas no han de devenir el contenido, formas rabiosas con letras “músico-festivas” cargadas de interesantes referencias y múltiples reflexiones, si esto no te produce un estallido mental interno, no sé qué puede crearlo. Al César lo que es del César, Potencial se propone por sí solo como tema principal del disco, lo abre y ojalá lo cerrara, rock progresivo clásico y moderno a la vez, ritmos cambiantes en una melodía vocal “peculiar”. Una vez más, es un acierto absoluto el orden de las canciones, ya que Nueva Fuerza nos sitúa con parsimonia en ese adiós que simplemente es un hasta luego.

VItra podría definirse como un disco diferente que suma enteros de otras bandas. ¿He dicho ya que me recuerdan a los de Pamplona? Foals también podría estar en esa esfera etérea llamada “reminiscencias”. Quizás que Manuel Cabezalí esté por ahí “mareando” influye en el sonido, siempre de forma positiva, ¿no es Havalina un referente en la escena prog española? En VItra tenemos un LP compacto, la parte vocal destaca por encima de una base instrumental de alto nivel. No obstante, el recuerdo de otras bandas en esta produce dudas, no del nivel técnico ni de calidad, más bien en el espacio de: ¿es esto algo que no haya escuchado nunca?, ¿me sorprende el LP? Por desgracia, esto no es así. Pero, no hay que dejar nunca un mal sabor de boca, los madrileños han sabido hacer muchas cosas bien, las más, si no fuera así no tendrían este disco en el mercado, ¿no? Es importante encontrar una senda propia, esto les hará brillar en el futuro, y que así sea.

6
6
Más de Raúl Hernández

Johnny B. Zero y Disco Las Palmeras! hacen de La Rambleta un templo musical

Ineludible. Dícese de un objeto o cuestión que no puede ser eludido,...
Leer más