A PPLACE TO BURY STRANGERS – PINNED

Escuchar el nombre de A Place To Bury Strangers remite instantáneamente a garra, fuerza, oscuridad y una de las bandas que mejor sabe llevar el post punk contemporáneo. El grupo neoyorquino publica su último álbum de estudio, Pinned. Un larga duración que se mueve entre el postpunk, el noise, el industrial y el shoegaze. En este último trabajo, siguen predominando las líneas de bajo y batería enérgicas. Así como guitarras cargadas de fuzz, con los sonidos signature de Death By Audio. Una marca de pedales que el propio Oliver Ackermann fabrica.

A priori, el disco no aporta muchos cambios en referencia a sus pasados trabajos. Aun así, es importante destacar la incorporación de Lia Braswell. La baterista se une a la banda para aplicar, una nueva paleta sonora con sus coros. Su voz y la de Ackermann parecen encajar de forma perfecta. Dicha combinación, nos remite instantáneamente a bandas como Slowdive.

Pinned sigue bajo el peso del frontman Ackermann, que parece repetir fórmula en cuanto a estructuras y composiciones. La particular voz del cantante, con claras influencias de Suicide o Sonic Youth, parece que ha arriesgado un poco más en cuanto a tonalidades. La incorporación de Braswell, ha aportado nuevos horizontes. Se puede ver claramente en temas como Situations Changes o There’s Only One of Us. Melodías que te encandilan como las de Was It Electric, una mezcla entre Peter Murphy y los primeros discos de The Cure.

La pregunta que va apareciendo a lo largo del disco, es si estas pequeñas aportaciones son suficientes. Somos conscientes de las exigencias que tiene una banda con amplia discografía, pero APTBS no ha arriesgado demasiado. En muchos momentos, la mezcla aunque sea do it yourself, deja mucho que desear. La repetición constante hace que el disco sea un tanto monótono. No hay que confundir esta crítica, con el hecho de que no sea un buen disco, en cuanto a la línea de la banda. Pero le exigimos un poco más, es un trabajo que aporta muy poco o no se diferencia de sus trabajos anteriores.

Al escuchar Pinned, te das cuenta del potencial que tendrá en directo. Canciones como Act Your Age, Attitude o Look Me in the Eye, están listas para que nos piten los tímpanos sin cesar. Quizás la fórmula de la banda es no reinventarse, pero hay cortes del disco que se distancian un poco. Canciones como la nombrada anteriormente, Was It Electric, la única “balada” del disco.

En muchos momentos, el disco parece compuesto con urgencia. El orden del tracklist hace que el oyente divague, se sienta saturado o desorientado. Cabe destacar que en la fórmula de oscuridad, garra y fuerza, Ackerman sabe reforzarlo con letras sencillas pero punzantes. Normalmente frases sueltas e inconexas, como pequeños borradores. La voz acompaña a los instrumentos, no parece ser el principal motivo que mueva las canciones. Pero esto no es una novedad en la banda de Nueva York, el ruido y el fuerte componente rítmico, son los pilares sobre los que se asientan sus composiciones.

No parece que el grupo haya querido arriesgar mucho y quizás se extraña que salgan de su zona de confort. Pinned sigue recordando mucho a sus trabajos pasados, más allá de las aportaciones de Braswell. Aun así, hay momentos del disco donde la banda se aleja de los tempos rápidos, e intenta jugar más con downtempos, uso de drones y crear una ambientación más onírica. A Place To Bury Strangers ha demostrado una vez más, toda la potencia que pueden llevar al directo. Aunque quizás a estas alturas, se les exige un trabajo de estudio más elaborado.

6
6
Más de Cristopher Ruiz

Cold War Kids publicará un álbum en directo

Cold War Kids publicará su nuevo álbum Audience, el 13 de abril,...
Leer más