Diario de grabación de Colectivo Oruga: Así nace Paraíso Caníbal

Nos llena de orgullo y satisfacción poder entrar en el germen primigenio, en las entrañas del Paraíso Caníbal de los gallegos (Ponteareas/Vigo) Colectivo Oruga. A lo largo de varias sesiones, los componentes de Colectivo Oruga irán desentrañando su nuevo trabajo, segundo en el sello Matapadre , verdadero icono y estandarte de la música alternativa que se está realizando en Galicia, y uno de los causantes del vertiginoso crecimiento de la música en esta región.

En el primer capítulo, Iago, cantante del grupo, nos situará en el contexto adecuado para el alumbramiento de Paraíso Caníbal:

CAPÍTULO 1

Si algún día tuviese que escoger una ciudad para vivir, escogería Porto, y aunque no soy el que único que toma las decisiones de Colectivo, fue Porto la ciudad que escogimos para grabar nuestro segundo disco.

Después de dos meses intensos en el local de ensayo componiendo, escribiendo y definiendo nuestro nuevo sonido, decidimos que había llegado la hora de meternos en el estudio.
Haciendo una búsqueda por la web encontramos los Estúdios Sá da Bandeira (www.estudiossadabandeira.com). Nos pusimos en contacto con ellos y el acuerdo fue casi inmediato.
Nos parece un gran estudio. Está situado en pleno centro, en una de las zonas más interesantes y estimulantes de la ciudad, “A Baixa do Porto” donde se encuentra el Coliseo, el Passos Manuel, el Maos Hábitos, el Plano B o la Ó Galería!, lugares con los que guardamos una relación lúdico-afectiva-cultural.
Vemos que una buena representación de las bandas que gestiona la promotora lusa Lovers&Lollypops (www.loversandlollypops.net) han pasado por las manos de João Brandão (al mando del estudio), y eso nos transmite seguridad y confianza.
Llegamos a Porto el día 2 de enero, con la cabeza un poco aturdida por el estrés que generan las Navidades y todas esas mentiras que componen la guarnición del cordero al horno, los percebes y las luces de colores.
colectivo oruga grabacion 03
Fue pisar el estudio y sentirnos como en casa. Después de conocer el estudio, nos sentamos con João y Claudio en la mesa de reuniones para empezar a organizar la grabación. Café.
– ¿Podemos fumar?
– De todo menos heroína.
– ¡Genial! Es Álex Penido, la nueva incorporación del Colectivo, el que empezó con las baterías. El primer día fue el turno de la parte acústica. Álex se trajo todo su arsenal para grabar y utilizó todo menos su bombo. Se decantó por el de la clásica Rogers “Londoner” que tenían dentro del extenso backline con el que cuenta el estudio.
Encerraron a Álex entre paneles de madera y comenzó la grabación. Era la primera vez que grabábamos baterías de “verdad”, ya que la parte rítmica de Too Many Knobs estaba programada en nuestras groovebox.
El sonido en la cabina era brutal. Bombos, cajas y platos reales que darían más dinamismo al disco. Se ventiló la mitad de los temas que traíamos preparados el primer día y nos fuimos para el hotel más contentos que unas maracas.
Continuará…
Iago (Cantante de COLECTIVO ORUGA)
Escrito por
Más de Colaborador

Maxïmo Park nos vuelven a visitar

Con el álbum bien fresquito bajo el brazo, y tras sus recientes...
Leer más