Comentamos “Harmony Hall” y “2021”, los adelantos de Vampire Weekend

Crazyminds Opina Comentamos "Harmony Hall" y "2021", los adelantos de Vampire Weekend

Curiosos, fans y amantes de la banda neoyorquina: Vampire Weekend vuelve este 2019. La espera de seis años, desde aquel Modern Vampires of the City de 2013, apunta definitivamente hacia su fin. La formación estadounidense ha publicado hoy los primeros adelantos de su cuarto trabajo, ‘Harmony Hall’ y ‘2021’. He aquí, en consecuencia,
un nuevo #CrazymindsOpina en el que exponemos lo que ha supuesto este retorno musical para la redacción de la página web.

Alex García. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 9 // ‘2021’: 7

Se han hecho esperar, pero Vampire Weekend han vuelto a lo grande. ‘Harmony Hall’ es justo lo que esperábamos de la banda. Un sonido juvenil que te envuelve desde la primera escucha (haciendo que muevas el pie sin darte cuenta), gracias a esa base repetitiva del principio, mientras se va convirtiendo en un ritmo tropical con unos coros que encajan de maravilla. Todo ello para terminar rompiendo en ese estribillo digno de llevar en el coche, en verano, con la ventanilla bajada y la brisa dándote en la cara. Una clara evocación a volver a empezar de nuevo. Cabe destacar también el momento destinado al clavicordio, marca de la casa.

‘2021’, en cambio, nos presenta un sonido más retro. Está concebida como un intermedio o un posible inicio del disco. La canción nos teletransporta a esa juventud con la Game Boy y los soniditos MIDI que nos dejaban juegos como Zelda. Personalmente, de la pareja que nos han dejado, me quedaría con ‘Harmony Hall’.

Sara González. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 8 // ‘2021’: 8

El nuevo disco de Vampire Weekend quizás sea de los lanzamientos más esperados en este 2019… y es que ya son muchos años sin tener novedades de ellos. Es por ello por lo que estos dos adelantos nos han pillado con muchas ganas. La primera de las canciones ‘Harmony Hall’ es, para mi, una continuación de su gran trayectoria: una mezcla de esos sonidos que siempre nos recuerdan a Paul Simon pero con su toque personal tan reconocido.

En cuanto a la segunda canción ‘2021’ es una pista mucho más experimental que la primera, en la que podemos ver lo que quizás sea el nuevo rumbo de la banda en este nuevo disco. De momento estos dos adelantos me han gustado bastante y me han parecido una muy buena continuación de sus anteriores trabajos.

Pablo Lafarga. Puntuación: ‘Harmony Hall’: // ‘2021’:

Tener nueva música que poder escuchar siempre es algo positivo. Si además proviene de una banda cuya última publicación fue en 2013, pues bien hallada. Eso sí, ello no implica que lo que emerja sea positivo. En el caso de ‘Harmony Hall’ se acentúa el deje de Ezra tan característico del sonido de Vampire Weekend e incorpora ese guiño a ‘Finger Back’, pero poco más. Una extensión bastante larga de un tema que, aunque se puede apreciar que hay un esfuerzo compositivo, me resulta incluso aburrido. Punteo gracioso y piano correcto, pero poco más. Perfecta mientras tomas un café descafeinado. Sobre ‘2021’, que apunta a interludio o intro del disco, muy buena elección de sample (‘The Endless Talking’ de Haruomi Hosono) y una aportación restante que recuerda a una balada de The 1975.

Un intento de innovar, en el que han dejado atrás ese ritmo tan llamativo que les ha colocado donde están y que termina acercándolos a un punto medio. Habrá que esperar al disco para ver por dónde van los tiros al final y si la espera ha merecido la pena.

Noel Castro. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 8 // ‘2021’: 8

No había tenido tiempo de escuchar el eterno loop de guitarra que Vampire Weekend habían compartido hace un par de días. Por ello mismo me pilló de completa sorpresa ese riff acústico, de corte folk, que inicia ‘Harmony Hall’ y tan alejado de los adornos eléctricos que caracterizan el sonido de los neoyorkinos. Pero no tardaría en llegar la voz de Koenig —¡cómo se echaba de menos!— y sus teclados marca de la casa, para ir sumando texturas hacia una suerte de jangle pop maravilloso. Una pieza bailable, pegadiza y totalmente Vampire Weekend, que de hecho recupera en su letra parte de la de ‘Finger Back’ de su último álbum: “I don’t wanna be like this, I don’t wanna die”.

La segunda parte de este adelanto, ‘2021’, da la vuelta para ofrecer un sonido más minimalista de base electrónica. Un interludio íntimo y relajado entre el que se clava una palabra en tu cabeza: “¡boy!”. Entre los dos temas queda claro que Vampire Weekend vuelven como siempre, fieles a su esencia, pero logran también sorprender por momentos con ciertos giros sonoros que mantienen la frescura de su propuesta.

Jordi Sirvent. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 8 // ‘2021’: 8

“I don’t wanna live like this, but i don’t wanna die”. Seis años después volvemos a escuchar a Koenig este lema que ya entona en ‘Finger Back’, tema del último disco. Hoy, en ‘Harmony Hall’, seduce con el exuberante colorido sonoro, rozando ese rococó que plantearon los de Columbia en sus dos primeros álbumes.

Por su parte, ‘2021’, como una hipnótica y efímera canción de cuna, recuerda a la oscuridad melancólica de Modern Vampires of the City. Vampire Weekend no quieren vivir en 2013, pero no van a asesinar a su identidad estilística. Genial introducción a lo que se viene.

Claudia González. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 6 // ‘2021’: 6

Aunque es una maravilla tener a Vampire Weekend de vuelta, estos dos temas me han dejado un poco fría. Si bien ‘Harmony Hall’ es una canción de la banda de libro, noto como que falta alguno de los ingredientes que hacen tan especiales sus canciones.

Lo mismo ocurre con ‘2021’. No es un mal tema, pero algo falta. Igual es que esperaba más después del tiempo que han tardado en lanzar música desde su último trabajo. No obstante, sigo esperando su disco con grandes expectativas.

Vanesa Carro. Puntuación: ‘Harmony Hall’: 8 // ‘2021’: 6

‘Harmony Hall’ es una canción muy Vampire Weekend: letra algo disparada aunque el sonido es más limpio, hay menos ruido y la voz de Ezra luce espléndida. Curioso reciclaje de una de las frases de ‘Finger Black’, como si la canción hubiera tenido una vida anterior. Todavía me falta batería y esa caña que les caracteriza, pero me parece un buen comienzo.

En cuanto a ‘2021’, siempre tienden a meter una canción lenta en sus discos, pero en este caso hace de contrapunto a ‘Harmony Hall’. Pausado, relajado, todo lo contrario que esperamos de Vampire Weekend, quienes suelen mostrar mucha energía. Sin apasionarme, tampoco me desagrada. Aunque espero mayor velocidad para otras canciones futuras.