Viernes lluvioso en el Youfest

Fecha: 28 de septiembre de 2012

Lugar: Matadero (Madrid)

Como ya sabéis, este fin de semana se ha celebrado en Madrid el Youfest, un festival que se ha presentado como el primero de la generación Youtube y al que no ha ido mucha gente o no mucha gente ha tenido la suerte de vivirlo. Como no podía ser de otra forma, estuvimos allí para contaros todo lo que sucedió en el Matadero. Se instalaron, -aparte del escenario principal en el que actuaron entre otros Primal Scream el viernes y Underworld el sábado- otros cinco escenarios que aglutinaban todas las disciplinas de esta novedosa propuesta.

El viernes destacaron Buraka Som Sistema y El Guincho en el escenario Xport & Music y Vive la fête en el espacio Mashups del mundo. En el patio del Matadero estuvo la puesta en escena de Zorman –el chico sevillano de Soy rapero-. En Youfest también hubo sitio para el cine; se proyectó –con posterior coloquio- Lo que tú quieras oir, de Guillermo Zapata, entre otras películas.

Llovía, llovía y llovía, y no paró de llover –lo juro- en todo el día. Cuando llegué al Matadero había poca gente y demasiadas pulseras VIP –la concurrencia no llegó a crear ambiente, algo que sí ocurrió al día siguiente, sábado-. Unos poco seguidores Buraka Som Sistema hacían bailar sus paragüas en un show muy parecido –y mucho más deslucido- al que hicieron en el S.O.S. 4.8 de Murcia en el pasado mes de mayo.

Decidí ponerme a cubierto en el concierto de Reggie Watts, que fue toda una sorpresa. Trucos vocales, loops, repeticiones, rapeos…todo un lujo. Uno de los mejores directos de la jornada. Y también uno de los artistas que permaneció en el recinto a pesar de la lluvia y al que pudimos ver como público al día siguiente en Battles.

La gala Youfestera prometía, y aunque no paraba de llover llegó la comitiva, vestida de lentejuelas azules y en plan procesión pagana, abriéndose camino hacia el escenario grande. Poco después una gran pantalla se encendía, mostrando imágenes de una nave espacial que llegaba a Madrid sobrevolando las cuatro torres de la Castellana. La Tigresa del Oriente erotizó la escena para interpretar Nuevo Amanecer con una coreografía también para derretirse de risa. Es para verlo. Después, rompiendo una caja transparente llena de globos de gas, Wendy Sulca (San Juan de Miraflores, Perú, 22 de abril de 1996) interpretó Tetita y su Cerveza, cerveza. Tras la niña apareció volando sobre el escenario, Delfín Quishpe, que se comió el escenario con la inefable Torres Gemelas. Cuando mi amigo Sergio me mandó este vídeo hace muchos años, no podía creer lo que estaba viendo; y no hablemos de imaginar que lo fuera a ver en escena en algún momento.

Marquese Scott, Kutiman, la orquesta y Playing for Change pusieron el toque serio y casi góspel, con imágenes ambiente. Chimo Bayo –qué recuerdos de sus pinchadas en el Elástico-, Locomía -¿de verdad eran los mismos componentes de siempre?- y Javi Cantero –rindiendo homenaje a su padre El Fary-, fueron el broche final de una gala que acabó con mucha hambre de El Guincho.

El concierto de Pablo Díaz-Reixa fue excelente. El Guincho me ha llamado mucho la atención, y más desde que ganó el premio Ojo Crítico de RNE. Con grupos como El Guincho a veces siento que se me olvidan los problemas de los demás, que creo que al fin y al cabo nos afectan más que los propios, y tal vez por eso la venta de esas Pastillas contra el dolor ajeno de Médicos sin Fronteras también en el Youfest. Chingadas aparte, por allí sonaron Bombay, Novias y demás subritmos tropicales. Música que en ocasiones podría decirse que es para músicos. Los ritmos repetidos crean una espiral de la que no se puede salir. También Kalise, Ghetto fácil y Soca del eclipse, canciones todas ellas de los discos Alegranza y Pop negro, los dos largos que ha publicado por ahora. Atentos al canario. Antillas supuso un fin de fiesta genial. Ritmos caribeños con lluvia otoñal.

Pero el plato fuerte lo servían Primal Scream. Desde que vi a los escoceses en un Summercase –creo que el de 2008- no había estado en un concierto suyo. Me perdí cuando hicieron en Screamadelica de cabo a rabo, así que me apetecía más que nunca. La lluvia ayuda y desayuda. No pude parar de seguirles el rollo en la hora y media que duró el concierto. Nos metíamos en la barra para resguardarnos del agua, pero una fuerza magnética nos impulsaba al baile. No pasaba nada, era el último y más mojados no podíamos estar.

Un Bobby Gillespie un tanto descafeinado estrenaba un par de temas de lo que será un nuevo disco de Primal Scream. La explosión llegó con Swastika Eyes y esos ritmos, muy guitarreros, desafiando a la lluvia, o más bien ignorándola ¿Hay más desprecio que no hacer aprecio?; pues eso, desde entonces el agua no importó. Movin’ On Up inauguraba un repaso del Screamadelica, que se completó con Loaded y con Slip Inside This House. La banda alternaba temas muy bailables con baladitas e incluso ritmos caribeño-sensuales, vamos, una pasada. También increíble es el hecho de que allí, bajo la lluvia, estuviéramos pocos, muy pocos –no creo que llegara a mil personas-. Y no éramos afortunados por haber ido, por haberlos escuchado o por estar ante ellos; la suerte nos había llevado a aguantar, y así la paciencia fue recompensada con un concierto duro. Se produjeron momentos geniales con el vocalista avanzando por una pasarela que se introducía en las primeras filas del público como en un concierto de Enrique Iglesias. Sonó Country Girl, una de las canciones más bellas del rock and roll. Y un Come Together largo, genial y final que nos dejó helados.

Cerraron con Rocks y me fui rogándole al cielo que dejara de arrojar agua, o que por lo menos nos diera tregua. Al día siguiente así lo hizo, pero no porque se lo hubiera pedido yo.

Más de Javier Muñoz Ortega

SLEIGH BELLS – REIGN OF TERROR

Ambiente de concierto para el principio del último disco de Sleigh Bells....
Leer más