Viajamos a Roma con Hidrogenesse

Conciertos Viajamos a Roma con Hidrogenesse

Nos plantamos en la sala Ochoymedio para comprobar si el nuevo disco de Carlos Ballesteros y Genís Segarra mantenía las expectativas creadas tras el inesperado pero merecido éxito de Un dígito binario dudoso: Un recital para Alan Turing (2012). Y la buena noticia es que la sala estaba llena de un público atento y entregado a la causa (con más de un disfraz de tigre…).

Una hora y cuarto de concierto anunciada nada más salir al escenario por Genís, con su habitual locuacidad, además de dos momentos memorables (yo creo que fueron alguno más, Genís…)

Antes habíamos presenciado el minimalista show de Espanto, grupo del sello de Hidrogenesse, Austrohúngaro. Bien elegidos para la ocasión (¡qué mala cosa es cuando el telonero no tiene nada que ver con el grupo principal y nadie los hace ni caso!), Teresa a los teclados y Luis a la guitarra, tienen letras ingeniosas y contaban con algún que otro fan en la sala que se conocía las letras y bailaba durante todo el show.

Como siempre, los atuendos elegidos no pasan desapercibidos. Genís con un mono color carne y Carlos con su habitual gorra y pantalón corto con estampado a modo de ladrillos, como en el video que se veía tras ellos antes de la primera canción.

Por cierto, el sonido era extrañamente bueno, y no lo digo por la pericia del dúo, sino que cada vez es menos habitual por estos lares encontrar salas decentes.

El repertorio se basó básicamente en su nuevo disco que tocaron casi al completo. Dos tontos muy tontos, Siglo XIX, A los viejos, El hombre de barro, funcionan perfectamente dentro de su setlist.

El momento Disfraz de tigre es de esos a los que aspira toda banda, con todo el mundo bailando y cantando con una sonrisa de oreja a oreja (ya vale el precio de la entrada).

Todo era redondo, buenas canciones, buenas proyecciones, sonido, público y espectáculo en general. Han traspasado ese momento de grupo sólo para fans acérrimos, y tienen un público mayor (no sólo de edad como comentaron tras leerlo del Twitter desde el escenario) y tiene que ver con que todo cuadra para resultar ser uno de los grupos más interesantes del pop español de los últimos años.

Lástima que sólo disfrutáramos de un pequeño paseo por sus discos y éxitos anteriores, Eres Pc eres Mac, Caballos y ponis o Vuelve conmigo a Italia. Y es que ya empezamos a echar en falta temas como, Kurt, Courtney, Frances Bean and me o El poder de mis tejanos y eso es ya es un buen indicio de grupo con gran repertorio.

En fin, que da gusto cuando desde el talento y siendo fieles a sí mismos se consigue que el público te reconozca. Ojalá cunda el ejemplo.