Sunset Sons no dejan qué desear tras su concierto en Madrid

Si este año ya estaba repleto de conciertos, mayo es el mes donde menos tiempo tenemos para descansar entre uno y otro. Y es que Sunset Sons fueron de los primeros en estrenar este mes y dejándonos con un muy buen sabor de boca, porque este grupo promete y mucho. El 6 de mayo el grupo británico estrenaba su álbum de debut Very Rarely Say Die en un único concierto en nuestro país en la sala Moby Dick de Madrid para finalizar su tour por Europa.

En esta ocasión ya sabíamos a que nos enfrentábamos al asistir a su concierto, pues ya nos dejaron boquiabiertos en noviembre con su actuación en el Madrid Live!

Las 21.30h y con una sala a rebosar de gente y muy buen rollo, Rory al piano y la voz, Jed a las baquetas, Pete al bajo y Dave en sustitución de Rob por un ligero contratiempo a la guitarra, pusieron a todo el público con los brazos en alto desde el principio con Tick Tock y Know My Name.

Medicine su último single fue la canción por excelencia que hizo que por poco la Moby Dick se viniera abajo.”Este es nuestro último concierto de la gira europea y quiero que lo deis todo”. Y no hacía falta que lo dijera dos veces, pues Gold o She Wants fueron algunas de las canciones que los dejaron impresionados con los acompañamientos que les hacíamos desde la pista.

September Song o Blondie como unos de sus más clásicos temas no nos dejaron descansar ni parar de saltar al ritmo de la batería o de las cuerdas de Will Wells, teclado y guitarrista de Imagine Dragons al que invitaron a subir y acompañarlos durante un par de estas canciones.

Lost Company, Remember  o Bring the Bright Lights eran algunas de las canciones que dejaban más que boquiabiertos al cuarteto anglo-australiano al ver la locura que habían creado entre ese público. “Estáis jodidamente locos” comentaba entre risas el cantante.

LOA nos dio un respiro con una versión más acústica y con un rollo chile out que nos dejó descansar pero no por mucho tiempo porque la mejor parte nos la dejaban para el final. On The Road. La canción que puso en todo lo alto una magnífica noche y nunca mejor dicho, pues pudimos ver desde un Rory dándolo todo tirando cerveza a las primeras filas desde el escenario, hasta poniendo el grito en el cielo desde lo alto de la barra de la sala.

Las casi 250 personas que se reunieron allí tenían muy claro que Sunset Sons serían un acierto seguro esa noche y que su imagen surfera y sus letras tan pegadizas tienen un gran futuro y un éxito asegurado. Se puede decir que son originales y que aportan su propio rollo y frescura al panorama indie-pop, quitándose de comparaciones con Kings of Leon o Imagine Dragons. En definitiva, un concierto grandioso lleno de muy buenas vibraciones y dejándonos un muy buen sabor de boca con el que ya empezamos a contar los días que faltan para volver a verlos por España, que será en muy poco tiempo, pues los tendremos en Julio en el Mundaka Festival y a continuación no muy tarde pues España es un país que les gusta mucho y que disfrutan siempre que vienen, así que no lo tachan de volver a pisarlo en poco tiempo, nos comentaba Rory al final del concierto. ¡Esperamos que sea muy pronto!

Más de Virginia Barbero

“Choke On Love”, el tema de octubre de The Raveonettes

Como es de esperar, el grupo danés The Raveonettes llega puntual a...
Leer más